Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El obispo de Córdoba conmemora la primera Dedicación de la Mezquita-Catedral al culto católico, en 1146

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha presidido este jueves 18 de mayo en la Mezquita-Catedral de Córdoba la misa conmemorativa de la solemnidad de la primera Dedicación de la Catedral al culto católico, como consecuencia de la toma de la ciudad entonces por el emperador Alfonso VII.
Según ha informado la Diócesis de Córdoba, durante su homilía, el obispo ha destacado que en esta jornada se celebra "la consagración de este templo como Catedral católica", lo que supone "una fiesta para todos su hijos en la Diócesis, donde hay 800.000 bautizados".
Además, el prelado ha recordado que el objetivo primero de este templo, el principal de la Diócesis, "es el culto a Dios", añadiendo que "la Catedral se mantendrá hasta el fin de los siglos si hay una comunidad viva y capaz de llegar hasta el martirio por ella".
La Catedral de Córdoba ha tenido dos actos de Dedicación del templo al culto católico. La primera, ya mencionada, se produjo el 18 de mayo de 1146, cuando el emperador Alfonso VII recibió las llaves de la ciudad en tiempos del rey musulmán Ibn Ganiya.
Este acto estuvo presidido por el entonces arzobispo de Toledo y administrador apostólico de la Diócesis de Córdoba, Don Raimundo. Poco después, a finales del mismo mes de mayo, las tropas musulmanas volvieron a ocupar la ciudad, retomando el culto musulmán en la Mezquita.
Por este motivo, no será hasta el 29 de junio de 1236, cuando el rey Fernando III el Santo conquista la ciudad de Córdoba y manda que la Mezquita sea consagrada para el culto católico bajo la advocación de Santa María, cuando ya se produjo la segunda y definitiva Dedicación de la Catedral. Esta será la segunda fiesta de la Dedicación, de carácter más solemne que la anterior.
NUEVO SALÓN PARA CÁRITAS
Por otro lado y también este jueves, el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha bendecido el nuevo salón de actos de Cáritas Diocesana en la capital cordobesa, el cual es fruto de la rehabilitación de un local adjunto a su sede principal y cuya ejecución ha finalizado esta semana.
Esta intervención se ha hecho necesaria debido a la falta de espacio que venía sufriendo el Cáritas Diocesana para llevar a cabo jornadas de formación o reuniones con los grupos que forman parte de la organización católica.