Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Consejero de Sanidad de Madrid dice que la documentación que ha pedido la UCO no corresponde al periodo de Cifuentes

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, ha señalado este miércoles que la documentación que ha requerido agentes de la UCO a su departamento no corresponde al periodo de Gobierno de Cristina Cifuentes.
Agentes de la UCO se personaron este martes en la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid para pedir documentación de Gobiernos anteriores. Según ha informado el diario 'El Independiente', se trata de documentación referida al plan de hospitales impulsado por la expresidenta Esperanza Aguirre. En concreto, se busca conocer el destino que se dio a la partida de publicidad, equivalente al uno por ciento de la inversión de cada uno de los seis nuevos centros hospitalarios.
Sánchez Martos ha asegurado que esa documentación "no tiene absolutamente nada que ver con el periodo de gobierno de Cristina Cifuentes" y ha asegurado que harán lo que tengan que hacer: "transparencia y buen gobierno".
"Si queremos hacer transparencia y buen gobierno tenemos que respetar a la justicia, creer en la justicia y dar todos los documentos que nos ha solicitado el juez o nos pueda solicitar en un futuro", ha señalado el consejero, quien ha afirmado desconocer si se hizo lo que dice la información porque fue en otro periodo de gobierno.
Así, ha indicado que no viene a juzgar ni a investigar, sino a intentar "poner en marcha una sanidad eficiente, pública y gratuita para todos". Por eso, ha apuntado, si tuviera algún tipo de dato se lo tendría que dar al juez, y ha remarcado que la calle Aduana, sede de la Consejería de Sanidad, está "abierta absolutamente" a lo que pida el juez.
El consejero ha rechazado poner la mano en el fuego por el pasado Gobierno porque eso sería emitir un juicio de valor y él no está aquí para juzgar. "La mano en el fuego no la he puesto nunca absolutamente por nadie", ha concluido.