Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso tramitará como proyecto de Ley el decreto con medidas contra la sequía que la oposición tracha de "parche"

El Congreso ha convalidado este jueves el Decreto Ley por el que se toman medidas urgentes para paliar las pérdidas ocasionadas en los sectores agrario y ganadero en las cuencas de Júcar, Segura y Duero, como consecuencia de la grave sequía sufrida a lo largo de este año. La Cámara Baja también ha decidido, por unanimidad, que esta iniciativa se tramite como proyecto de ley, susceptible por tanto de ser sometido a cambios vía enmienda.
Según ha explicado la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, este decreto ley incluirá la exención del pago de tasas y canon de riego para los titulares de explotaciones situadas en los ámbitos territoriales afectados por la sequía cuando hayan tenido una dotación inferior o igual al 50 por ciento de lo normal.
Del mismo modo, se aplaza la cuota de la Seguridad Social para los profesionales de estos sectores, una medida destinada a aplazar un año el pago de estas cuotas correspondientes a los meses de julio de este año a febrero de 2018 con el objetivo de aliviar las dificultades de tesorería. Además, permite la financiación con subvenciones de hasta el 100% para ciertos créditos.
La ministra ha recordado que se trata de una medidas "excepcionales" que se sumarán a otras iniciativas ya adoptadas a lo largo de los últimos años con los mismos objetivos, también en las cuencas del Júcar, Segura y Duero.
Los términos cambio climático, escasez de agua y pacto por el agua, han sido algunos de los más usados durante las intervenciones de la oposición que, en su mayoría han recriminado a Tejerina que no se haya puesto ya en marcha un plan de trabajo para este problema que afecta casi cada año al país. Para la oposición, este decreto es un "parche".
TERRITORIOS OLVIDADOS
El portavoz del PSOE en esta materia, Ricardo García Mira, ha hecho un repaso sobre los territorios que, a su juicio, han quedado olvidados en este decreto y que corresponden en su mayoría a la mitad norte del país. Por eso, ha calificado este decreto como "muy insuficiente" y con "lagunas" y ha llamado a la ministra a convocar de forma urgente un debate con todos los actores implicados para reflexionar sobre la gestión del agua.
El responsable en materia de agua de Unidos Podemos, Pedro Arrojo, se ha manifestado de forma similar, señalando que están de acuerdo con las medidas que incluye el decreto pero el enfoque es "erroneo e injusto" porque mercantiliza el agua bajo el pretexto de la sequía y desregula los contrtatos de cesión, inclumpliendo la Ley de Aguas.
CS PIDE CONVOCAR LA MESA DEL AGUA
Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Miguel Ángel Garaulet, ha tachado de "paliativas" las decisiones del Gobierno que, a su juicio, busca poner "una venda en la herida" cuando este problema lleva afectando a España "durante los últimos tres años". "Debermos trabajar sobre este problema y ponerlo encima de la mesa, no solo en las cuencas a las que implica este decreto, sino en todo el país", ha declarado antes de pedir a Tejerina que convoque la Mesa del Agua y abra el diálogo a los grupos políticos.
Finalmente, el portavoz del PNV, Joseba Andoni Agirretxea, ha recordado que a lo largo de su experiencia como diputado ha vivido varias debates similares a este. A su juicio, actualmente es necesario pero ha recriminado al Ejecutivo que use constantemente este tipo de medidas provisionales "cuando se ha constatado con los años que se trata de un problema estructural". "Hay que tomar otra serie de medidas y trabajar", ha aconsejado.