Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso rechaza aumentar el número de examinadores de tráfico y el colectivo protestará en una huelga el 2 de junio

La Comisión de Presupuestos del Congreso ha rechazado, con los votos en contra de PP, Ciudadanos y PNV, una enmienda socialista al proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) por la que se pedía destinar 3 millones de euros a paliar la "insuficiencia de recursos humanos para los exámenes del carné de conducir". Ante este resultado, la principal asociación de este colectivo, Asextra, ha convocado una huelga de trabajadores el próximo 2 de junio.
Desde el colectivo critican que los 'populares' hayan votado en contra de esta medidas a pesar de que, desde el Ministro del Interior, se haya declarado en varias ocasiones que estaban trabajando para hacer más atractivo el puesto de examinador y que llegase ese dinero al Servicio Público de Exámenes.
"No entendemos cómo un gobierno responsable, sostenido por dos partidos políticos, se niegue a una mejora cuyo coste es ciertamente insignificante en el contexto de los cientos de millones que se manejan en los presupuestos", ha denunciado Asextra a través de un comunicado. En el texto, recuerdan que Interior cuenta con "6 millones de gastos reservados" sobre los que, a u juicio, "parece no haber un control efectivo ni nadie sabe supuestamente, a qué se dedican".
Del mismo modo, han criticado que la Dirección General del Estado (DGT) "destine a alquileres de edificios y pisos" más de 7 millones de euros mientras "deja sin reponer los cientos de plazas de examinador que están vacantes". "Dejarán que se produzca una huelga de examinadores durante los meses de junio y julio que afectará a cientos de miles de ciudadanos, a miles de pequeñas empresas y numerosos autónomos", ha señalado.
De hecho, Asextra ha señalado que el colectivo saldrá a la calle "para pedir lo que es justo" y pide a los trabajadores que paren por completo el Servicio Público el próximo 2 de junio con el fin de que "los partidos políticos hagan su trabajo".