Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenan a un 'profeta' pedófilo por abusar sexualmente de 6 niñas que le regalaron

Condenan a un 'profeta' pedófilo por abusar sexualmente de 6 niñas que le regalaronLower Southampton Police Department

Los padres le entregaron a sus hijas creyendo que se trataba de un profeta divino. Kaplan les aseguró que la relación con sus hijas era un deseo que le había sido comunicado directamente por Dios en uno de sus sueños. Además se prestó para proporcionarles ayuda financiera y así solventar sus problemas económicos.

Lee Kaplan ha sido declarado culpable por violación a un menor, agresión sexual y otros grados de abuso sexual a seis niñas de la misma familia, además de tener dos hijos con la víctima mayor. En total ha sido condenado esta semana con 17 cargos de agresión sexual, tras abusar sexualmente de sus víctimas durante al menos una década, informa The Philadelphia Inquirer.

El veredicto emitido por un jurado del Tribunal del Condado de Bucks, que deliberó durante más de nueve horas, se ha pronunciado aproximadamente un año después de que un vecino denunciara la situación. Se descubrió a Kaplan en una casa con nueve hermanas, la madre de ellas y dos hijos que tuvo con la hermana mayor. Según cuenta el condenado, se las habían “regalado” los padres de ellas.

Así las cosas, hizo a las seis hermanas mayores sus esposas durante un período de años. Los padres, Daniel y Savilla Stoltzfus, prometieron a una de sus hijas con él cuando sólo tenía 7 años, y con el tiempo, fue casándose con el resto de sus hermanas.
Durante el juicio, cerca de 20 testigos revelaron la historia detrás de este suceso. Kaplan conoció a la pareja en 2002 cuando ambas pasaban por dificultades económicas. Fue entonces cuando el pedófilo, autodenominándose profeta divino, aseguró que la relación con sus hijas era un deseo que le había sido comunicado directamente por Dios en uno de sus sueños. Además se prestó para proporcionarles ayuda financiera.
Así, Kaplan comenzó a pasar las noches en su casa del condado de Lancaster, donde invitó a a a las dos hijas mayores de la pareja –de 7 y 8 años- a dormir con él en su cama y donde las acarició y besó.
Para el año 2016, no sólo las dos hermanas mayores se habían mudado con Kaplan, sino también las otras siete niñas, junto con su madre, que ella misma fue “regalada” a Kaplan como esposa por su propio marido.
Además, durante este periodo de tiempo, la mayor tuvo dos hijos con el pedófilo (quedándose embarazada la primera vez con sólo 14 años). Un abuso que en general comenzó entre las edades de 7 y 8.
En el juicio la madre declaró que estaba al tanto de las relaciones sexuales con sus hijas pero pensaba que “era algo bueno”. La defensa insistió en que mantenía lazos matrimoniales con la mayor y que las demás niñas “le adoraban”.
Pero, tras el juicio, muchos de los 17 cargos que se le imputan tienen una sentencia máxima de 20 a 40 años.