Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado a prisión en Estados Unidos por incitar a su perro a atacar a un gato

Condenado a prisión en Estados Unidos por incitar a su perro a atacar a un gatoGtres

Kennerth W. Joint ha recibido una condena que va de los 11 a 23 meses de prisión en el condado de Erie, Pensilvania, por mandar a su perro a atacar a un gato mientras grababa un vídeo. Además, tampoco se le permitirán tener animales a su cargo.

El hombre de 27 años se declaró culpable de un delito menor de primer grado de crueldad animal y de un delito menor de tercer grado de daño criminal, en lo que son dos casos diferentes, según indica Goerie.
El juez del condado encargado de dirigir el caso, Daniel Brabender, ordenó retirarle a Joint el perro, un macho pit bull llamado Kovu, y enviarlo a una asociación de animales local. Mientras, el gato atacado durante la grabación del vídeo murió a causa de las heridas que le causó el perro.
La historia se pudo conocer gracias a un vídeo que grabó el pasado 9 de enero el propio condenado. En las imágenes, se puede ver a Joint llamando a Kovu al sótano de su vivienda y animando al perro a atacar al gato, tal y como indica Lisa Stiles, investigadora principal de la ‘Sociedad Humana’ local y testigo en el juicio. Stiles aseguró que “probablemente ese gato tuvo una muerte muy lenta y dolorosa”.
Ahora, Kovu está disponible para que una familia pueda adoptarlo a través de la ‘Sociedad Humana’ de Pensilvania tras recibir un entrenamiento especial durante las últimas semanas. “Es un perro maravilloso. En el momento del vídeo él sólo estaba haciendo caso a su dueño”, ha relatado Stiles.
Un dato curioso es la forma en la que llegó el vídeo al juzgado. Y es que fue a través de un hombre, al que el vídeo le llegó por redes sociales, el que denunció los hechos enviando las imágenes a través de Facebook Messenger.