Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado el director que denegó el hospedaje a jóvenes con síndrome de Down

Condenado el director que denegó el hospedaje a jóvenes con Síndrome de DownGtres

El director de un hotel de Almería ha sido condenado a un año y tres meses de inhabilitación por denegar que un grupo de jóvenes con Síndrome de Down pudieran hacer una reserva alegando que "en el hotel no se aceptaban grupos de discapacitados psíquicos". Para el juez, queda probado, que el condenado es el autor del correo electrónico que remitió a la agencia.

El Juzgado de lo Penal número 2 de Almería ha condenado a un año y tres meses de inhabilitación al director de un hotel almeriense que denegó que un grupo de 14 jóvenes con síndrome de Down y dos monitores, pudieran hacer una reserva en el complejo hotelero.
Según se recoge en la sentencia, queda probado un delito de discriminación al haber alegado como razón  que "en el hotel no se aceptaban grupos de discapacitados psíquicos", con lo que actuó "negando así la posibilidad de reservar a dicho grupo, exclusivamente, en razón de su discapacidad".
El juez Fermín Javier Villarrubia da por probado que el condenado fue el autor de un correo que contenía la siguiente frase: "lamentablemente, no aceptamos grupos de discapacitados psíquicos", y que fue remitido al responsable de la agencia para que se lo comunicaran al grupo de jóvenes, quienes interpusieron una denuncia.
El magistrado considera que "no deja lugar a dudas sobre la discriminación expresa que contenía respecto a las personas con discapacidad psíquica, permitiendo afirmar, con su sola lectura, la concurrencia de todos los elementos del delito por el que se ha formulado acusación: que se denegó la prestación del servicio hotelero y que ello se hizo, única y exclusivamente, en base a la discapacidad de los solicitantes".
Aunque el director del hotel se arrepintió, el juez considera que "probablemente, de no haber sido objeto de denuncia, pudiera haberse dado lugar a otros posibles casos de discriminación posteriores".
En la sentencia, se absuelve a la supervisora de gestión del centro hotelero.