Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado un cochero por las lesiones de 4 turistas tras desbocarse el animal

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a un cochero de caballos por las lesiones sufridas por cuatro turistas valencianos de entre 53 y 83 años de edad que paseaban en el carruaje después de que el animal se desbocara en la zona de Triana hasta estrellarse contra un autobús de Tussam.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la Sección Tercera de la Audiencia Provincial confirma la condena de 40 euros de multa por una falta de lesiones impuesta al acusado por el Juzgado de Instrucción número 18 de Sevilla.
No obstante, estima parcialmente el recurso interpuesto por los afectados y condena al imputado a pagar una indemnización de 6.000 euros a uno de los turistas por la pérdida de los implantes dentales anteriores, mientras que también tendrá que indemnizar al resto por los gastos de estancia, desplazamiento y manutención que les generó el incidente.
Los hechos tuvieron lugar sobre las 21,40 horas del 10 de octubre de 2012 en la intersección de la calle Puruñuela con San Vicente de Paúl, cuando los turistas contrataron los servicios del cochero, de manera que desde el inicio del recorrido el caballo "se mostró nervioso, debiendo tranquilizarlo el cochero en varias ocasiones y llegando incluso a llevarlo de las riendas unos metros".
Ante dicha situación, los turistas insistieron en varias ocasiones para que se detuviera y les permitiera abandonar el carruaje, aceptando finalmente el cochero, que se bajó para tranquilizar al equino mientras bajaban los ocupantes, no obstante lo cual el caballo se encabritó y se desbocó, sin dar lugar a que los turistas se bajaran.
"DESBOCADO Y AL GALOPE"
El cochero no pudo mantener el control del animal "porque ni había atado el caballo a un punto fijo ni tampoco tenía freno de mano el carruaje, en contra de la ordenanza local en la materia, como comprobó la Policía Local en el propio lugar posteriormente", según recoge la sentencia consultada por Europa Press.
El caballo, "desbocado y al galope", arrastró "sin control" el carruaje y acabó golpeándose con varios turismos y con un autobús de Tussam, sin poder evitar que los cuatro turistas "salieran despedidos, sufriendo graves daños personales que precisaron tratamiento médico".
Así, uno de los turistas sufrió fracturas costales múltiples y de la clavícula derecha y la pérdida de los implantes dentales inferiores, permaneciendo 14 días hospitalizado, mientras que una de sus acompañantes sufrió distintas contusiones y la fractura de dos vértebras.
TRAUMATISMOS CRANEALES
Otra de las turistas, de 83 años en el momento del accidente, sufrió traumatismos craneales y torácicos, hemorragias y fracturas costales, por las que permaneció hospitalizada 20 días, mientras que la última de las viajeras únicamente sufrió dolor en el arco costal izquierdo que no requirió de hospitalización.
La Audiencia tiene en cuenta que uno de los turistas sufrió la pérdida de los implantes dentales inferiores, ascendiendo los gastos de confección y colocación de unos nuevos a 6.000 euros, a lo que se suman los gastos de estancia en hotel, manutención y desplazamientos desde el hotel al hospital de las personas que permanecieron al cuidado de los dos turistas que tuvieron que ser hospitalizados.
Además, la Audiencia condena al cochero de caballos a pagar los gastos correspondientes a la cancelación de los billetes de vuelta a Valencia y la adquisición de unos nuevos billetes para fechas posteriores.