Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenada a dos semanas de prisión por mantener relaciones sexuales muy ruidosas

Condenada a dos semanas de prisión por mantener relaciones sexuales muy ruidosasFacebook

A Gemma Wale,una joven de 23 años, del barrio de Small Heath en Birmingham (Reino Unido), la describían como 'la vecina del infierno' por los ruidos que emitía cuando mantenía relaciones sexuales. El ruido era tan insoportable que los residentes cercanos a la vivienda de Wale, decidieron quejarse al ayuntamiento. La mujer no acudió a declarar al juzgado, por lo que la juez encargada del caso la condenó a dos semanas de prisión.

Uno de los vecinos de la joven explicó al diario Mirror que una noche Wale empezó a gritar tan fuerte que despertó a toda su familia. Otro vecino comentó que "la escuchaba tener sexo y mis hijos también pero solía encender la televisión cuando ocurría".
La joven tiene un niño y una niña y según comentó una vecina " es una vecina infierno y no quiero volver a verla".
Wale no acudió al juzgado a declarar por lo que la juez encargada del caso la condenó a dos semanas de prisión por  'falta de remordimiento por su comportamiento'.