Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Complicaciones en las carreteras por las últimas nevadas

Complicación en las carreteras por la nieveEFE

La nieve que ha caído en las últimas horas ha obligado a cerrar un tramo de la AP-6 a la altura de Guadarrama (Madrid) y otro de la AP-61 en San Rafael (Segovia) durante aproximadamente un hora. Además, la nieve hace obligatorio el uso de cadenas en cinco puertos de la red principal en Madrid, Cantabria, León y Asturias, mientras que en el sur la lluvia ha forzado el cierre de un tramo de la N-340 en Conil de la Frontera (Cádiz).

El tramo de la AP-6 cerrado se extendía desde el kilómetro 54 al 47 en ambos sentidos cerca de la localidad de Guadarrama, mientras que en el caso de la AP-61 se ha tenido que cerrar la circulación entre el kilómetro 63 en San Rafael (Segovia) al kilómetro 90 en Segovia. La nieve caída en esa zona también impide la circulación de camiones y autobuses en la AP-6 cerca de Alpedrete (Madrid) y en la N-VI en Guadarrama (Madrid) y en la provincia de Segovia entre El Espinar y Villacastín.
Además, siguen siendo necesarias las cadenas, debido a la intensa nevada caída en algunas zonas de la Península, en cinco puertos de la red principal en Cantabria, León y Asturias, mientras que en el sur la lluvia ha forzado el cierre de un tramo de la N-340 en Conil de la Frontera (Cádiz).
En la red principal, las cadenas son obligatorias en los puertos de Pajares, tanto en su vertiente asturiana como en la leonesa, en el Alto del León (Madrid), así como en los puertos de San Glorio, Pozazal y Los Tornos, en Cantabria.
Ya en la red secundaria, las nevadas han obligado a cerrar siete puertos de montaña en Burgos, Cantabria y León, mientras que las cadenas eran necesarias en otros treinta en Asturias, Burgos, Cantabria, Granada, Huesca, León, Navarra, Segovia.
En el sur de la Península, los principales problemas se debían a las lluvias, que han obligado a cortar en Andalucía la N-340. Además, en la red secundaria, otra treintena de tramos de carreteras están cerrados al tráfico debido al agua caída sobre el asfalto.
Alerta por nieve, lluvias, viento y fenómenos costeros
Un total de 39 provincias de la Península y Baleares están en alerta amarilla (riesgo) o naranja (riesgo importante) este miércoles por lluvia, viento, nieve o fenómenos costeros, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que ha destacado que la cota de nieve se sitúa en los 200 metros en el norte.
Así, por nevadas están en alerta Almería, Granada, Jaén, Cantabria, Ávila, Burgos, León, Palencia, Segovia, Soria, Valladolid, Madrid, Navarra, Castellón, Valencia, Cáceres, Lugo, Orense, La Rioja y Asturias, así como la totalidad de las provincias del País Vasco, Aragón, Cataluña y Castilla-La Mancha.
Mientras, por riesgo de lluvias está en alerta amarilla Mallorca y en el caso de Menorca que se eleva la situación a alerta naranja. Por fenómenos costeros están en riesgo A Coruña, Cantabria, Mallorca, Ibiza y Formentera, además de Melilla que se eleva a riesgo importante en el caso de Gerona, Tarragona, Castellón, Guipúzcoa, Vizcaya y Menorca. Además, los avisos por vientos fuertes se extienden prácticamente todo el territorio nacional.