Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Comité de Empresa, sorprendido por el anuncio del Gobierno, se centrará en velar por el interés de trabajadores

El presidente del Comité de Empresa de la Central Nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), Alberto César González, se ha mostrado sorprendido ante la decisión del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital de anunciar el cierre definitivo de la planta y ha adelantado que su labor se centrará ahora en velar por el interés de todos los trabajadores.
González ha asegurado en declaraciones a Europa Press que los trabajadores pensaban que el Gobierno apostaría por el mantenimiento de la central tras el informe favorable emitido el 8 de febrero por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y, sin embargo, finalmente no ha sido así, una decisión que, como ha insistido, se les "escapa de las manos".
Tras mantener una primera reunión con el responsable de recursos humanos de Nuclenor, el Comité de Empresa ha afirmado que se centrará ahora en conseguir una salida ordenada y velar por el interés de todos los trabajadores, 230 que operan actualmente en la planta, más otros 250 de contratas.
César Alberto González ha insistido en que existe un Convenio Colectivo pactado en 2012 en el que se establecen mecanismos para garantizar una salida ordenada como prejubilaciones, por lo que ha garantizado que se utilizarán todas las opciones para respaldar a los trabajadores.
No obstante, ha señalado que por el momento se desconoce qué planes tiene la empresa para desmantelar la central ni el número de empleados que necesitará para llevar a cabo esta labor, algo que debe regular el CSN.
"Tras cinco años a la deriva llegamos ahora a una situación que se nos escapa de las manos", ha concluido.