Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colombia intenta localizar al hijo de la descuartizada por el falso maestro shaolín

Jenny Sofía Rebollo, víctima del falso maestro shaolínEFE

La Embajada de Colombia trabaja para localizar al hijo y al hermano de la mujer de nacionalidad colombiana presuntamente asesinada por el falso 'maestro shaolín', ambos residentes en España. Su expareja, Iñigo Martínez, padre del hijo menor de la víctima ha pedido que Aguilar no salga "jamás" de la cárcel. "Tengo mucho odio ahora mismo. No tengo palabras, estoy bastante afectado", ha señalado.

Sin embargo, sí se ha logrado hablar con la hermana de la víctima, Vera Rebollo, que se encuentra en Colombia, mientras que la madre no ha querido atender al teléfono porque se encuentra "muy afectada", según han explicado a Europa Press fuentes de la Embajada colombiana en España.
Las mismas fuentes han confirmado que aun no se han iniciado los trámites de repatriación del cadáver y que lo primero es "atender a la familia" de la víctima, Jenny Sofía Rebollo, y facilitar a sus seres queridos toda la información posible sobre este caso "tan delicado".
Jenny Sofía Rebollo, natural de la ciudad de Montería, Colombia, residía en Bilbao. Su hijo mayor vive en Colombia y el menor vive en la localidad vizcaína de Galdakao con su padre, Iñigo, que estaba separado de Jenny, según han informado a Europa Press amigos de la víctima.
"Que se haga justicia"
El padre del hijo pequeño de Jenny, Iñigo Martínez ha participado en una concentración organizada por la Asociación de Colombianos del País Vasco para denunciar la muerte de su expareja.
A preguntas de los periodistas y visiblemente afectado mientras mostraba dos fotos, una de él con la víctima, y otra del hijo de ambos, Martínez ha explicado que se enteró por las noticias de que habían encontrado los restos de una mujer colombiana y al poco tiempo le fueron a su casa de Galdakao a avisar y a confirmar que se trataba de Jenny.
Según ha indicado, la habían echado en falta, pero él ya no vivía con ella. Jenny Sofía residía en Bilbao y su expareja llamó al hermano de ésta varias veces para preguntar por su paradero. El hermano de Jenny le señaló que tampoco sabía nada de ella.
"Espero que en este caso se haga justicia, pero no tengo mucha fe en la justicia, nunca he confiado en ella. La verdad es esa", ha manifestado, para indicar que no ha se ha puesto en contacto con la familia de su expareja, con quien hacía dos o tres semanas que no hablaba.