Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Colegio Médico afirma que Viñals sí podía trabajar pese a estar jubilado

Simón Viñals, médico del Madrid ArenaInformativos Telecinco

El Colegio de Médicos ha aclarado este viernes a través de un comunicado que Simón Viñals --responsable de la asistencia sanitaria privada en la trágica fiesta de Halloween en el Madrid Arena-- sí puede ejercer como médico al estar titulado y colegiado, pese a estar jubilado. Lo ha hecho tras la entrevista que han mantenido en este organismo colegiado su presidenta, Sonia López Arribas, el propio Viñals y el secretario y el asesor jurídico de la entidad y en la que se ha constatado que el facultativo acreditó su condición de pensionista en 2010 para ahorrarse las cuotas colegiales.

Esta nota aclaratoria es consecuencia de la confusión creada por el propio Colegio al sembrar dudas sobre la situación profesional y legal de Simón Viñals en el momento de la tragedia la noche del pasado 31 de octubre.
Este órgano profesional informó este jueves, que el doctor Viñals era colegiado honorífico desde el año 2005, lo que, fue interpretado como un situación inhabilitante para el desempeño en activo de la profesión médica. Precisamente Simón Viñals era el médico que atendía el servicio médico la noche que ocurrió la tragedia en el Madrid Arena. Por esa labor médica percibió honorarios profesionales tal y como él mismo ha reconocido en numerosas ocasiones.
Así, el Colegio puntualiza que lo que habilita para el ejercicio profesional como médico es la titulación y la colegiación. "El doctor Viñals cumple ambas condiciones, por lo cual puede ejercer como médico", han destacado.
La nota aclaratoria ha sido el resultado de la reunión mantenida durante la mañana de este viernes en la sede del órgano colegiado de médicos madrileños entre la presidenta, Sonia López Arribas, Simón Viñals y el secretario y el asesor jurídico de la entidad. En el encuentro, se ha analizado su situación administrativa "excepcional" o "irregular" dentro de la entidad, al no comunicar que mantenía funciones en activo remuneradas a pesar de ser miembro colegiado honorífico desde 2005.
La condición de colegiado honorífico implica que Viñals estaba exento del pago de las cuotas de la institución puesto que no ejercía con actividad económica la profesión. En ese sentido, acreditó a petición propia para tener esa condición la cartilla de pensionista y, en consecuencia, se le concedió ese estatus.
Por tanto en caso de ejercer con fines económicos la actividad médica, debería volver a abonar las cuotas de colegiación de las que estaba liberado de abonar, según han indicado fuentes de esta institución.
Viñals es colegiado desde el 18 de septiembre de 1959 y consta en la base de datos colegial como colegiado honorífico desde el 26 de octubre de 2010. Esta última cuestión "únicamente implica consecuencias internas frente al Colegio de Médicos pero no ante los ciudadanos y respecto a su ejercicio profesional".