Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cirujanos plásticos demandan Unidades de micropigmentación en el SNS para reconstruir areolas tras una mastectomía

El presidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), el doctor Carlos del Cacho, ha mostrado su satisfacción por la petición del Congreso de incluir en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) la micropigmentación, y ha demandado creación de integradas en los servicios de Cirugía Plástica de los hospitales públicos.
"La micropigmentación de areola y pezón, que ya realizan por propia iniciativa unos pocos hospitales públicos, constituye el necesario punto final de la reconstrucción mamaria, y ésta reporta a las pacientes unos evidentes beneficios psicosociales, emocionales y en su calidad de vida", ha explicado en el marco de su 52º Congreso Nacional, que comienza este jueves en Bilbao.
También ha celebrado también que la proposición no de ley incluya una petición para que los centros sanitarios remitan periódicamente al Ministerio de Sanidad los indicadores sobre los tratamientos de cáncer de mama, incluyendo el número de mastectomías realizadas en cada uno de ellos, el porcentaje de las mismas que acaban en reconstrucción y el número de micropigmentaciones.
"Es una buena noticia porque, a día de hoy, no existen tales estadísticas agregadas, fundamentales para el mejor abordaje integral del cáncer de mama, y tenemos que trabajar con nuestras propias estimaciones", ha afirmado la doctora Ana Jiménez, secretaria general de la SECPRE.
Asimismo, la SECPRE considera que la micropigmentación han de aplicarla profesionales especializados en ella y que el lugar para hacerlo es un entorno sanitario, pues la zona a intervenir, el pecho, ha sido objeto de una cirugía previa. Además, el cirujano plástico será quien deba valorar previamente si está aconsejada en la paciente; para ello, realizará una prueba para la prevención de posibles alergias a los pigmentos usados para colorear la areola y el pezón.
Según estas estimaciones, de la media de 25.000 mujeres a las que cada año se diagnostica cáncer de mama en España, en torno al 64% (unas 16.000) acaban siendo sometidas a una mastectomía. De ellas, sólo al 28% se les reconstruyen las mamas, lo que arroja una cifra de 4.500 pacientes, de las que únicamente a entre el 30% y el 40% se les practica la micropigmentación de areola y pezón.
Los cirujanos plásticos españoles han recordado asimismo el derecho de las pacientes mastectomizadas a la información más exhaustiva sobre las diferentes opciones de reconstrucción, si bien, siempre que esté clínicamente indicada, la SECPRE recomienda la reconstrucción inmediata, es decir, la que tiene lugar en el mismo acto quirúrgico en el que se extirpan las mamas.
"La reconstrucción inmediata tiene mayores beneficios psicológicos para las pacientes, que no se ven en ningún momento sin sus mamas, reduce el tiempo de estancia hospitalaria y los costes de ésta, no interfiere con la quimioterapia adyuvante y disminuye el riesgo de linfedema (formación de edemas e hinchazones por la extirpación de los ganglios linfáticos situados en las axilas)", recuerdan.