Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Da a luz en un descanso del trabajo y deja a su hija abandonada en el baño

Una mujer da a luz en un descanso del trabajo y deja a su hijo abandonado en el bañoDailymail

Una adolescente china de 17 años  arrojó a su hija recién nacida en el baño de la fábrica de zapatos en la que trabajaba después de dar a luz en un descanso laboral. El bebé fue encontrado en los aseos femeninos por un limpiador de la fábrica, lo que llevó a sus directivos a iniciar la búsqueda de la madre.

Encontraron a Xiao Ying, de  17 años, trabajando en la línea de producción, con los zapatos llenos de sangre. A pesar de la evidencia ella negó haber dado a luz a la niña, según publica el Daily Mail.
Fueron las cámaras de seguridad las que delataron a la joven. En las imágenes grabadas se ve a Xiao Ying entrando a los lavabos agarrándose la barriga y un minuto y 49 segundos más tarde salir andando lentamente.
La adolescente dijo que se las arregló para ocultar el embarazo durante meses porque " a nadie le importaba, y nadie preguntó. Me enteré de que estaba embarazada hace cuatro o cinco meses. Yo estaba experimentando una gran cantidad de cambios en mi cuerpo y me sentía rara con movimientos en el estómago. Yo no les dije nada a mis padres porque tenía miedo a que me pegasen”. El padre de la joven se negaba a hacerse cargo del bebé por no estar casada. "Mi hija no está casada. No podemos cuidar a este bebé ", dijo.
El padre del bebé tiene 18 años. La pareja había planeado casarse pero rompieron antes del enlace. Cuando se separaron Ying dijo que no sabía que estaba embarazada .Cuando le preguntaron por qué abandonó a su bebé  ella dijo: "En ese momento yo tenía un montón de dolor abdominal, así que fui al baño. Cuando salió el bebé estaba aterrorizada y rápidamente corrí al vestuario, me cambié de ropa y sólo quería olvidar todo lo ocurrido."
El limpiador que encontró a la niña, dijo que cuando él encontró al bebé estaba 'helada'. "Utilicé mi abrigo y unas hojas para envolverla y encendí la calefacción para ayudar a la pequeña a calentarse de nuevo”.
Cuando el bebé llegó al hospital su temperatura corporal era de sólo 30,5 grados y con la ayuda de un tratamiento lograron elevarla a 35,8 grados. A pesar de que la pequeña se encuentra en perfectas condiciones, el médico que lleva su caso ha comentado que debido a la baja temperatura inicial de su cuerpo podría afectar a su desarrollo en el futuro.