Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El último adiós a la menor asesinada en Chella

Familiares y amigos acuden a la iglesia Virgen de Gracia en Chella, Valencia, para dar su último adiós a Vanessa. Su padre, de luto y envuelto en lágrimas, llegaba minutos antes que el coche fúnebre con los restos mortales de su hija. Absoluto silencio, roto por los aplausos, cuando el féretro salía del coche para entrar en la iglesia. En el interior, su hermana mayor, de 19 años, ha leído una carta a la pequeña. Palabras que salían del corazón y que han roto el silencio con el llanto y las lágrimas de muchos de los vecinos que seguían el funeral desde la calle. El cadáver de la joven apareció en un barranco después de que su madre denunciara su desaparición. Horas después se detuvo a Rubén, un joven de 21 años y amigo suyo de toda la vida, que confesó haber cometido el homicidio. La autopsia practicada a la joven revela que murió de forma violenta por asfixia. El autor confeso de los hechos está ingresado en prisión bajo vigilancia por riesgo de suicidio.