Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los baleares, navarros y castellano-manchegos, los que menos se cepillan los dientes

Blancorexia: la enfermedad de los dientes blancosInformativos Telecinco

Los ciudadanos de baleares (44,4 por ciento), navarros (44,4%) y los castellano-manchegos (46,8%), son los que menos acostumbrados están a cepillarse después de cada comida, según el estudio realizado por sexto año consecutivo por Vitaldent sobre 'Hábitos de Prevención e Higiene Dental'.

Por zonas geográficas, son los habitantes de Extremadura (70,9%), seguidos de los de Castilla y León (66,7%) y Cantabria y Asturias (ambos con 63,6%) los que más acostumbrados están a cepillarse después de cada comida.
A nivel nacional, las mujeres tienen mejores hábitos, puesto que el 59,9 por ciento de ellas reconocen lavarse los dientes después de cada comida frente al 46,7 por ciento de los hombres.
El 39,3 por ciento de los hombres y el 33,3 por ciento de las mujeres suelen hacerlo dos veces al día. El 1 por ciento de hombres reconoce no lavarse los dientes a diario, frente al 0,4 por ciento de las mujeres.
En cuanto a edades, los jóvenes de entre 18 y 30 años (60,2%) repiten como los que más se cepillan los dientes después de cada comida y los mayores de 60 años, como los que lo hacen con menor frecuencia (47,7%), aunque este dato ha mejorado con respecto al año pasado (51,3%).
ENJUAGUE BUCAL E HILO DENTAL
Asimismo, el informe resalta que una buena higiene diaria pasa por el uso del cepillo dental, la pasta dentífrica, el hilo dental y el enjuague bucal o colutorio.
A nivel nacional, el 67,3 por ciento de los españoles utiliza otros productos además del cepillo y la pasta para su higiene diaria. Así, el 86,5 por ciento afirma usar enjuague bucal, cuatro puntos más que en 2013.
Sin embargo, ha disminuido el empleo de otros productos: el hilo dental lo utiliza el 18,7 por ciento frente al 23,1 por ciento de 2013; los cepillos interdentales el 6,3 por ciento frente al 9,8 por ciento y otros productos como el agua a presión lo emplea el 1,3 por ciento.
El uso del enjuague bucal ha aumentado tanto en hombres (88,5%) como en mujeres (85,6%) con respecto a 2013, aunque siguen siendo estos los que suelen utilizarlo más; por tercer año consecutivo, el hilo dental lo emplean más las mujeres (20,0%) que los hombres (15,5%).
Por edades, el enjuague bucal lo emplean sobre todo los mayores de 60 años (88,6%), mientras que son los de 18 a 30 años los que usan más el hilo dental (23,3%).