Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Catalá anuncia un protocolo para ayudar a los familiares de las personas desaparecidas

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha anunciado este jueves la próxima aprobación de un protocolo específico que permitirá mejorar la asistencia a familiares de personas desaparecidas en las Oficinas de Atención a las Víctimas. Igualmente, se abordará la elaboración de una guía para orientarles en todas las cuestiones legales relacionadas.
Catalá ha hecho este anuncio durante una reunión con varios miembros de la Fundación QSD Global, dedicada a la búsqueda de personas desaparecidas. Entre ellos, su presidente, Francisco Lobatón, con quien ha repasado la evolución de los aspectos contemplados en el convenio de colaboración firmado el pasado 31 de marzo junto con los Ministerios de Interior y Sanidad.
El conjunto de acciones emprendidas por el Ministerio de Justicia se enmarcan en el convenio firmado junto a los Ministerios del Interior y Sanidad con la Fundación QSD Global. En particular, el departamento que dirige Catalá se comprometió a apoyar a esta organización sin ánimo de lucro en las búsquedas y desapariciones internacionales de personas, facilitando cuanta información legal fuera posible, ha informado el Ministerio mediante un comunicado.
Desde la firma de ese acuerdo, los contactos del departamento con la Fundación han sido continuos, abordando objetivos como el establecimiento de cauces de comunicación entre familiares de personas desaparecidas y los operadores jurídicos o la iniciativa de elaborar una guía jurídica que refleje los principales problemas legales a los que se enfrentan estos familiares afectados.
El pasado mes de noviembre, el Pleno del Senado aprobó una moción por la que se insta al Gobierno a adoptar una serie de medidas referentes a las personas desaparecidas tales como la publicación de estadísticas, la creación de un equipo multidisciplinar, la dotación de medios tecnológicos y materiales a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, la promoción de la colaboración pública y privada en la materia y el impulso de la protección de la figura del desaparecido.