Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez ordena prisión para el padre de Nadia, la niña con una enfermedad rara

El juez de instrucción de La Seu d'Urgell (Lleida) ha ordenado prisión provisional comunicada y sin fianza para el padre de Nadia, la niña con una enfermedad rara, por presunta estafa. Su madre ha quedado en libertad, pero la custodia queda en manos de su tía. Los padres habían reunido 918.000 euros obtenidos con donativos que se tenían que destinar a intervenciones médicas de envergadura y que, finalmente, no se llevaron; de esta cantidad presuntamente gastaron 600.000.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) en un comunicado, los padres de la niña siguen investigados por el delito de estafa, después de tomar declaración a los dos investigados en el juzgado de la Seu d'Urgell (Lleida).
El TSJC ha explicado que la retirada de la patria potestad de la niña será comunicada a la Generalitat.
Según consta en el auto, la prisión provisional para el padre se acuerda por la gravedad de la pena, la especial implicación del investigado en los hechos que se le imputan, capacidad económica, falta de arraigo y la posibilidad de destruir pruebas.
Asimismo, se señala la "evidente facilidad" de salir de España, por lo que concluye que existe un notable riesgo de fuga y reiteración delictiva.
Retirada de la custodia
El magistrado ha acordado la suspensión temporal de la custodia de la menor a sus padres porque considera adecuado dejar en manos de la madre el cuidado y atención de la niña: "De las explicaciones ofrecidas por la investigada en su declaración, parece que esta carece de las aptitudes necesarias para el cuidado de la menor".
En este sentido, ha observado que la exposición mediática a la que está sometida la menor en la actualidad, como consecuencia del descubrimiento de la presunta estafa cometida por sus padres, hace recomendable "una urgente salida del ámbito en el que se encuentra".
El juez considera que la niña podría haber alcanzado la condición de víctima, al haber podido sufrir lesiones psíquicas e incluso físicas si no recibió el tratamiento pertinente, por lo que ha dictaminado que será una una tía materna con residencia en Mallorca la que tendrá la custodia de Nadia, y ha propuesto un régimen de visitas de fines de semana de viernes a domingo en presencia familiar materna.
Beneficencia como modo de vida
"Los investigados habrían convertido la beneficencia como su modo de vida, sirviéndose para ello de su hija menor de edad", ha señalado el juez, que ha dicho que del estudio de la cuenta vinculada a la Asociación Nadia Nerea para la tricotiodistrofia y enfermedades raras de Baleares se desprende una clara utilización de la misma para costear la vida de los padres de la menor.
Ha observado que la cuenta dispone en la actualidad de un saldo bloqueado de 313.748 euros, y que de la investigación de los Mossos d'Esquadra se llega a la conclusión de que habrían llegado a recibir cerca de un millón de euros de donativos a cuentas bancarias, de las que ya se habría dispuesto de cerca de 600.000 euros.
En el auto, el magistrado ha explicado que la madre de Nadia ha asegurado en su declaración que desconoce los gastos y reintegros hechos a través de la cuenta de la asociación; que no se preocupó porque su hija viajara a Afganistán por presuntos motivos médicos, o que, después de pasar 15 días en Houston, el padre volviera sin papeles médicos ni le recetaran ninguna medicina.
A su vez, la investigada ha expresado que no acompañaba a su marido y a su hija a los tratamientos porque no soportaba ver a su hija recibiendo los mismos, aunque ha reconocido haber estado este septiembre en un hospital en Palma de Mallorca: "Es decir, no acompañaba a los tratamientos ficticios por no ver sufrir a su hija, pero sí a los tratamientos en hospitales reales, a pesar de que se le aplicaban tratamientos igual de dolorosos.
El abogado y portavoz de la familia de Nadia, Alberto Martín, ha explicado en declaraciones a los medios a su salida del juzgado que la madre se podrá comunicar con su hija, y ha afirmado que el padre se ha declarado inocente ante el juez: "Ha asegurado que todas las cantidades recibidas se han destinado a tratamientos para la niña".