Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Caserío dona 30.000 meriendas para los niños de Aldeas Infantiles SOS

El Caserío ha donado 30.000 meriendas para los niños de Aldeas Infantiles SOS en riesgo de exclusión social que forman parte de la organización en toda España, según han informado los impulsores de la iniciativa.
El proyecto se enmarca dentro del acuerdo de colaboración que la marca El Caserío ha puesto en marcha con la ONG el año pasado, cuando ha donado 100.000 euros para la construcción de un Centro de Día en Valencia.
En esta ocasión, la dotación de meriendas tiene como objetivo apoyar a los más de 500 niños de toda España que durante el curso escolar acuden a los centros de Aldeas Infantiles SOS.
El acuerdo de colaboración entre ambas entidades se prolongará hasta finales del presente año, y, durante este tiempo, El Caserío llevará a cabo una donación total de más de 50.000 euros destinados a las meriendas.
Además, para dar a conocer esta iniciativa, la compañía ha desarrollado un diseño especial para sus productos, con el fin de trasladar la acción a los consumidores y lograr que se sumen a la iniciativa, ya que por la compra de cada pack de productos El Caserío estarán colaborando en la donación de 0,05 euros para niños en riesgo de exclusión.
"Para nosotros, la merienda está asociada a situaciones felices, a juegos y al disfrute junto a amigos y familiares. Y esto es lo que buscamos trasladar a los niños de Aldeas Infantiles SOS. Queremos que ellos vivan momentos felices asociados a las meriendas mientras se alimentan debidamente", ha comentado responsable de la marca El Caserío, Aida Izaguirre.
"Para nosotros es una satisfacción poder contar con ayudas como la de El Caserío. Estas 30.000 meriendas permitirán a muchos niños que se encuentran en riesgo de exclusión social disfrutar de un momento tan cotidiano como puede ser la merienda, pero a la vez tan importante en nuestras vidas por estar asociado a experiencias felices y distendidas", ha añadido el presidente de la organización no gubernamental, Pedro Puig Pérez.