Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos un joven y su cómplice por simular su propio secuestro

Un hombre y su cómplice han sido detenidos el sábado 22 de agosto en Cartagena (Murcia) por simular su propio secuestro. Los padres del joven denunciaron el delito, tras lo que se activó un protocolo que puso en marcha todas las medidas policiales y judiciales para su liberación. La operación se saldó con dos detenidos, el joven que habría sido secuestrado y su cómplice, ambos puestos a disposición del Juzgado de Guardia acusados de fingir un delito para sustraer el dinero ahorrado de sus progenitores.

Según explican fuentes policiales, las investigaciones se iniciaron el día anterior, viernes 21 de agosto, cuando el padre del joven acudió a la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Cartagena e informó de que su hijo había sido secuestrado. Los responsables del delito, informaba el mismo, se habían puesto en contacto, tanto con él como con su esposa para exigirles una cantidad de dinero por su liberación. 
Además,  habían sufrido múltiples amenazas relativas a "matar a su hijo" o "cortarle las piernas", según informaron a los investigadores. Según explicaron a los investigadores, poseían una información fiable de todas sus propiedades y datos concretos de sus nietos. Su hijo, con quien habían podido hablar en alguna ocasión, les suplicaba que pagaran lo que les reclamaban.
Tras la denuncia, se activó el protocolo de la Dirección General de la Policía, que puso en marcha de forma urgente todas las medidas policiales y judiciales para su liberación, incluida la personación inmediata de un negociador policial. Cuando los funcionarios policiales tenían todo el dispositivo iniciado y activo para la localización de los secuestradores, recibieron la llamada del padre, informando de que su hijo había aparecido en perfecto estado de salud.
Tras tomarse las declaraciones oportunas, el joven confesó la falsedad de lo ocurrido por lo que se procedió a su detención por un presunto delito de amenazas condicionales. Su cómplice, gerente de un club de póker, donde el supuesto secuestrado generaba su deuda, también ha sido puesto  a disposición del Juzgado de Guardia de Cartagena, según han indicado las mismas fuentes en comunicado de prensa.