Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carmena pide "empoderar" a los ayuntamientos, empadronar a los refugiados y que puedan trabajar

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha pedido este viernes "empoderar" al poder local, con el fin de que se pueda empadronar a los refugiados en las ciudades, acabar con la "muerte legal" de estas personas que "mueren legalmente" simplemente por ser 'sin papeles' y que puedan trabajar.
Así lo ha indicado durante su participación en la Cumbre sobre Europa: los refugiados son nuestros hermanos, auspiciada por el papa Francisco en el Vaticano y coorganizada por el Ayuntamiento de Madrid y la Pontificia Academia de las Ciencias, a la que asisten cerca de 80 alcaldes europeos.
Tras la bienvenida de la alcaldesa anfitriona, Virgina Raggi, Carmena ha abierto la cumbre con una ponencia titulada 'La desventurada regulación legal sobre los migrantes', donde ha calificado de "desastre" la regulación actual de pretender hacer imposible lo que es una "realidad cierta" y tan antigua como la humanidad: el derecho de las personas a buscar un lugar donde vivir, desarrollarse plenamente y cumplir sus ilusiones.
"Cuando las leyes son antinaturales y no contemplan la verdadera realidad del ser humano, imponerlas sistemáticamente, olvidando esa realidad, es un fracaso", ha sostenido Carmena, quien ha añadido que "si hay una legislación" que todos saben "que se incumple sistemáticamente en el mundo es la de las migraciones".
En este al concepto de "ciudades refugio", Manuela Carmena ha defendido ensanchar los límites de uno de los derechos históricos de los ayuntamientos, el empadronamiento. Se trata, en sus palabras, "de acabar con la muerte civil de miles de personas por ser simplemente sin papeles".
Por eso, ha reclamado empoderar al poder local. "Tenemos que conseguir por los sistemas jurídicos que sean que los poderes locales podamos conceder autorizaciones para trabajar a las personas migrantes, a los refugiados", ha dicho Carmena, consciente de que todo esto "es muy detallado" y hay muchas "particularidades".
En su opinión, como marco general, el poder local debe tener una "estructura rápida y ágil" que permita que a estas personas que han "resucitado" del anonimato "puedan tener su vida completa".
MISMO "ESCOLLO": NO PUEDEN TRABAJAR
Así, ha destacado que los poderes locales están dando "un paso adelante" buscando "estructuras para facilitar, ensanchar el empadronamiento y que haga posible acabar con la muerte civil de infinidad de personas". "Los ayuntamientos hemos dicho, esto no puede ser, ampliemos las posibilidades de empadronar", ha añadido.
En este punto se encajan también las tarjetas sociales, como la de Nueva York, que Madrid está estudiando a fondo porque quiere ponerla en marcha ya. Sin embargo, ha indicado que siempre se "tropieza" en lo mismo. El mismo "escollo" es que los servicios sociales pueden dar prestaciones, alojamiento, formación pero "no pueden trabajar". "No hay posibilidad ninguna... esta sociedad llena de riqueza no permite la posibilidad de trabajar", ha lamentado.
Por otro lado, ha indicado que es "absolutamente imprescindible" establecer "algún tipo de conexiones personalizadas entre todos los alcaldes" que quieran consolidar esta red de acogida de refugiados y que haya en cada ayuntamiento una "persona concreta, con email, con identificación".