Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carlos Arguiñano y Francisco Luzón apoyan al nadador Jaime Caballero en su reto a favor de los enfermos de ELA

El cocinero vasco Carlos Arguiñano y el banquero Francisco Luzón han apoyado, en sus dos últimas etapas, el reto del nadador de ultra larga distancia en aguas abiertas, Jaime Caballero, quien lucha contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA).
"Con este nuevo reto teníamos un doble objetivo: por un lado, dar visibilidad a la ELA, y por otro, obtener recursos para ayudar a quienes la sufren e impulsar la investigación", ha declarado Caballero.
Además de contar con el apoyo de su equipo, Arguiñano le esperaba a pie de playa junto a las familias y enfermos contando chistes. Asimismo, el cocinero vasco ejerció su labor preparando la cena a Caballero, ayudándole a reponer fuerzas para afrontar la segunda etapa.
También, el nadador ha contando con el apoyo de la Fundación Luzón, con la que colabora desde del 2016. Juntos tienen el objetivo de crear una comunidad nacional de ELA que de visibilidad a la enfermedad y mejore la atención integral de los pacientes.
De esta forma, la Asociación ELA Andalucía es la principal beneficiaria de esta actividad con la que, junto a otras, tiene como fin recaudar fondos para reforzar la asistencia de fisioterapia a domicilio y mejorar la atención personalizada a los 800 pacientes con dicha patología en la comunidad autónoma.
El nadador ha recorrido así, esta semana, los 90 kilómetros que separan la playa de Sotomayor y Marbella, en concreto ha tardado 13 horas y 27 minutos, más casi 9 horas de vuelta. Durante el trayecto, en el que le picó una medusa, ha estado acompañado de su piloto de referencia, Txapee y su médico, Iñaki Arratibe, los cuales le dieron ánimos en el camino y guiándole con un mapa.