Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cáritas ve "debilidades" en el nuevo modelo de gestión del 0,7% del IRPF pues puede "afectar a los programas estatales"

Cáritas ha señalado que existen "debilidades" en el nuevo modelo de gestión de las subvenciones con cargo al 0,7% del IRPF --las autonomías se encargarán de tramitar el 80% de estos fondos y el Estado el 20%-- pues considera que puede afectar a los programas sociales estatales, aunque ha precisado que puede ser "bueno" si se fortalece jurídicamente, si no se cambia de modelo cada año y siempre que la ayuda siga llegando a las personas más vulnerables.
"Tenemos que verlo, no tengo capacidad de ver si realmente va a llegar a las personas y qué efecto va a tener. Es un problema que surge de una sentencia, que la única posibilidad era el doble tramo, que tiene debilidades pero tenemos que ver al futuro para evaluar. Lo que más nos preocupa es que no acabemos teniendo un modelo más o menos estable y cada año tengamos que negociar un nuevo modelo", ha declarado el secretario general de Cáritas Española, Sebastián Mora, este jueves 22 de junio en rueda de prensa en Madrid.
En concreto, Mora ha apuntado que uno de los problemas que observan es que se ha aprobado un modelo 'ad experimentum' durante un año y temen que en 2018 vuelva a cambiar, una circunstancia que "afectaría a la consistencia de los proyectos sociales".
También ha avisado de que este cambio de modelo afectará a las organizaciones estatales de acción social "que pasan a gestionar un 20%, en torno a 40 millones frente a lo que antes eran 200 millones".
En cualquier caso, Mora ha insistido en que lo que Cáritas ha pedido desde el inicio de la negociación para el cambio de modelo es "que la ayuda llegase" a los que más lo necesitan porque, según ha recordado, "el fin de las ayudas del 0,7% del IRPF es estar cerca de las personas". Por ello, el modelo que ahora se acuña les parece "un modelo que puede ser bueno en la medida que se fortalezca jurídicamente".