Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cáritas pide ante la ONU el esfuerzo de los Estados para que en 2030 todas las personas tengan una vivienda digna

Cáritas Internationalis ha reclamado ante la Relatora Especial de la ONU para una Vivienda Adecuada, Leilani Farha, que los Estados miembros hagan todos los esfuerzos posibles para que en el año 2030 "todas las personas tengan acceso a una vivienda adecuada" y que sea posible "un hábitat sostenible, inclusivo, accesible, participado y fundamentado en los Derechos Humanos".
Así lo ha pedido la experta de Cáritas Española Sonia Olea Ferreras durante su intervención oral este miércoles 1 de marzo en el marco de la 34 Sesión del Consejo de Derechos Humanos.
Además de esta intervención, Cáritas Internationalis organiza mañana, también en Ginebra, un evento paralelo bajo el título 'La Nueva Agenda Urbana como herramienta para el logro de un hogar común donde todas las personas puedan vivir dignamente'.
El acto estará presidido por el nuncio Ivan Jurkovic, representante permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas en Ginebra, e intervendrán la Relatora de la ONU, Leilani Farha, y la representante de la Federación europea de organizaciones que trabajan con personas sin hogar, María Jose Aldanas. Estará moderado por Sonia Olea.
El objetivo es compartir un espacio de diálogo entre los distintos actores involucrados en la reflexión sobre el derecho a la vivienda digna y adecuada, para construir, en línea con lo establecido en el documento final aprobado en la Conferencia Hábitat III celebrada el pasado mes de octubre en Quito, "una casa común donde todas las personas puedan vivir en dignidad".
Además, buscan reforzar la especial relevancia de las personas, familias y comunidades en situaciones de vulnerabilidad y exclusión social como una parte fundamental en el diseño, ejecución y evaluación de este derecho humano, así como intercambiar retos y propuestas de varios campos de trabajo y reflexión.
En concreto, Cáritas lucha por que desaparezcan los modelos actuales de ciudades competitivas, orientadas al mercado, "donde el punto focal no es el ciudadano sino el beneficio y la economía de unos pocos, con la consiguiente dinámica de pobreza, exclusión social y desigualdad".
Además, está previsto que en el evento concluya con una declaración de apoyo a la labor de la Relatoría Especial para que puedan impulsar la aplicación de la Nueva Agenda Urbana desde una perspectiva de derechos humanos.