Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cáritas Española, preocupada porque se consolide la idea de que la pobreza "es algo natural" en España

Cáritas Española asegura estar preocupada porque se consolide en la ciudadanía la idea de que la pobreza "es algo natural", y el hecho "escandaloso" de que millones de personas permanezcan por debajo del umbral de la pobreza forma parte del paisaje "inevitable" de España.
Así lo pone de manifiesto en la Declaración Final que ha aprobado los días 30 de junio y 1 de julio en la localidad madrileña de El Escorial en su LXXIV Asamblea General, en la que reafirmó con motivo de su 70 aniversario su compromiso con la caridad y la justicia social.
En el encuentro anual, los representantes de las 70 Cáritas Diocesanas que integran la Confederación Cáritas en España han reflexionado sobre los "signos de esperanza" y los "síntomas de incertidumbre" que comparten a diario con los "cientos de miles" de personas que acompañan en su red estatal de acogida e inserción.
Para la organización de la Iglesia católica, el nuevo ciclo económico ofrece "motivos para el optimismo", porque la evolución "positiva" de algunos indicadores socioeconómicos tiene "relación directa" con la situación concreta y cotidiana de muchas personas.
Sin embargo, critica que, según datos publicados por la Fundación FOESSA, siete de cada diez hogares no perciban todavía los efectos de la recuperación económica. "Somos testigos directos de cómo muchas familias siguen padeciendo las consecuencias de unas condiciones de precariedad que, como venimos alertando desde hace tiempo, son el resultado directo de nuestro modelo socioeconómico", lamenta la organización.
Para Cáritas, la toma de partido contra la pobreza "no queda restringida a una opción temporal o privada", sino que es también una "acción comunitaria" desarrollada en el "centro mismo de la vida pública", que "sólo" tendrá éxito si se "fortalece el tejido social" y la participación de "todos" en cada uno de los ámbitos democráticos y asociativos.
Por ello, ha hecho un llamamiento a la comunidad cristiana y a la ciudadanía a "tomar conciencia de las zonas en sombra en la que permanecen muchos ciudadanos", y ha invitado a replantear el modelo de sociedad que se quiere construir para "transformar la realidad" y construir un modelo social "acogedor, auténticamente fraterno, accesible para todos y basado en un crecimiento económico sin excluidos ni empobrecidos".
Con la asamblea de este año, la institución renueva su voluntad de "seguir avanzando" en su alianza con los que "más sufren", y recuerda especialmente a aquellos "acosados por la precariedad" en Venezuela, Sudán del Sur o el Cuerno de África, a quienes acompañan con su "cercanía y solidaridad".