Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carcaño expresa su "voluntad de no participar" en la búsqueda de Marta

Miguel Carcaño llega al hospital Servet para someterse al ´Test de la verdad`EFE

Miguel Carcaño, condenado a 21 años y tres meses de cárcel por el asesinato de la joven sevillana Marta del Castillo, ha remitido una carta al juez que mantiene abierta una pieza separada sobre la búsqueda del cuerpo en la que expresa su "voluntad" de no participar en "nuevas" diligencias relacionadas con la búsqueda, que actualmente se está llevando a cabo en una escombrera ubicada entre Camas y Sevilla.

Por medio de una providencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el juez de Instrucción número 4 de Sevilla acuerda poner en conocimiento de la Policía la carta remitida por Miguel Carcaño desde la cárcel de Sevilla-I, donde estuvo interno hasta el pasado viernes, cuando fue mandado de vuelta a Herrera de la Mancha (Ciudad Real).
Según dicha misiva, "es voluntad de Miguel Carcaño no participar en nuevas diligencias" de la búsqueda, "sea cual sea su naturaleza, o ser excarcelado" para este fin.
El pasado viernes, después de enviar esta carta, el asesino confeso fue trasladado de vuelta a la prisión de Herrera de la Mancha (Ciudad Real) desde Sevilla-I, donde estaba ingresado desde el 13 de marzo coincidiendo con la nueva búsqueda del cuerpo de la joven por parte de la Policía en una escombrera ubicada entre Camas y Sevilla.
Durante su estancia en Sevilla-I, fue excarcelado en varias ocasiones y trasladado a la zona de la búsqueda, que se inició después de que la Policía Nacional recibiese los resultados del 'test de la verdad' al que fue sometido el asesino confeso en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza.
Mientras tanto, la Policía prosigue con la búsqueda del cuerpo en la escombrera ubicada junto a la pasarela del río Guadalquivir, entre la localidad de Camas y Sevilla, donde ya ha analizado más del 75 por ciento de la parcela de 1.500 metros cuadrados sobre la que se realizan las pesquisas, han indicado a Europa Press fuentes policiales.
En el marco de esta búsqueda, la Policía halló en la zona hace tres semanas restos óseos que hicieron crecer en la familia la esperanza de que correspondieran a Marta, aunque finalmente el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) confirmó que no eran los de la joven, ya que, según determinaron los forenses desplazados hasta la zona, la antigüedad de los huesos hallados "hace que sean incompatibles con los de la joven desaparecida".
En un comunicado de prensa, el Alto Tribunal andaluz explicó que, "en un primer análisis", los forenses desplazados a la zona "confirmaron que los restos óseos" hallados por la Policía "son humanos", aunque su antigüedad "hace que sean incompatibles" con los de la joven sevillana desaparecida en enero de 2009.
Esta búsqueda se inició hace más de un mes después de que la Policía recibiera los resultados del 'test de la verdad' al que fue sometido el asesino confeso de la joven, aunque la Policía ya estaba realizando labores de investigación relacionadas con esta escombrera antes de recibir las conclusiones de dicho test, realizado por el neurólogo y neurofisiólogo clínico José Ramón Valdizán.
De hecho, la Policía lleva "tanteando" la zona donde ahora se busca desde el pasado mes de enero, aunque no fue hasta hace varias semanas cuando una excavadora comenzó a trabajar removiendo el terreno.
Fue el pasado 6 de marzo cuando Miguel Carcaño se sometió en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza al denominado 'test de la verdad', en el que, según el padre de Marta, el joven tuvo un estímulo "muy fuerte" ante una imagen de "una escombrera", precisamente donde la Policía está realizando ahora la búsqueda.