Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carcaño: "Pido perdón a la familia, si supiera de verdad dónde está el cuerpo lo diría"

El resto de imputados inisten en su inocencia y en que no saben donde está Marta

El autor confeso del crimen de Marta del Castillo, Miguel Carcaño, ha hecho uso de su derecho a la última palabra y ha pedido perdón a la familia de la víctima "por el daño causado". "No fue mi intención producirle tanto daño; si supiera de verdad dónde está el cuerpo lo diría", ha señalado. El resto de acusados también han hecho uso de su última palabra. Los tres -Samuel, Francisco Javier y María García- han dicho que nada tuvieron que ver con aquel crimen y que no saben donde está el cuerpo de la chica. Antes sus letrados han hecho las exposiciones finales y han pedido la aboslución de sus clientes.
Al término de la decimonovena sesión del juicio, que ha quedado visto para sentencia, el acusado Samuel Benítez, por su parte, ha asegurado: "Siento mucho lo que le ha pasado a la familia de Marta, era también mi amiga y yo no he tenido nada que ver, soy inocente y no puedo aportar nada más".
El hermano de Miguel, Francisco Javier Delgado, ha señalado: "Poco puedo añadir, decir que nunca he participado ni he tenido conocimiento de los hechos delictivos" que se están enjuiciando en la Audiencia Provincial de Sevilla desde el pasado día 17 de octubre. "Creo que lo que hice fue confiar en mi hermano y lo apoyé hasta que supe que me había engañado", ha confesado.
"Mucha gente lo está pasando mal, pero no hay nada que yo pueda decir o hacer para aliviar ese dolor que como padre entiendo", ha asegurado el hermano de Miguel Carcaño, a lo que ha añadido, para concluir: "Confío en la Justicia".
Su novia, María García, entre sollozos y leyendo parte del texto que había escrito previamente en un folio, ha expresado sus condolencias y su pena a la familia de la víctima, pero ha dicho también: "Lo siento, pero no puedo aliviar ese dolor porque no sé nada de lo que le ha pasado a Marta".
Antes, los abogados de los tres han pedido en sus conclusiones finales la libre absolución para sus clientes. El letrado de Samuel Benítez ha argumentado que Miguel lo imculpó por venganza porque estaba colaborando con la policía y ha señalado que no hay ningún resto biológico que lo incrimine.
El letrado que defiende al hermano de Miguel ha argumentado también que no hay pruebas biológicas contra él y que está procesado por una declaración del menor, el Cuco, que carece de valor ya que el propio menor reconoció que lo implicó pro venganza.La defensa de María García también ha pedido para ella la libre absolución.
En la jornada del lunes, La Fiscalía y la acusación particular pidieron para Carcaño 52 años de cárcel. Su abogada pidió solo tres por homicidio imprudente. Para el resto de acusados el fiscal pidió entre ocho y cinco años.