Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Cara de Smartphone' y otros riesgos de usar mucho el móvil

'Cara de Smartphone' y otros riesgos de usar mucho el móvilcuatro.com

Si tu imagen te preocupa, aléjate de tu Smartphone. El móvil es el gran aliado de las arrugas, los granos, e incluso, de la aparición de la doble papada. Y es que, un reciente estudio de Oracle Eloqua afirma que miramos el dispositivo hasta 150 veces al día. Una ‘adicción’ que puede arruinar tu aspecto físico.

‘Cara de Smartphone’, la operación estética más demandada.
Entre el móvil y el portátil, pasas muchas horas mirando hacia abajo. Esta postura provocada por el uso de las tecnologías puede afectar a la elasticidad de la piel y de los músculos, y con ello, la aparición de una doble papada.
La Sociedad Americana de Cirugía Plástica (ASPS) ya señalaba hace cuatro años en un estudio que las operaciones de ‘papadas’ estaban siendo más demandadas que los aumentos de pecho, Botox y liposucciones.
Cutis con granos, eczemas y manchas
La Universidad de Stanford publicaba el año pasado un estudio que afirma que los Smartphones acumulan más bacterias que un baño público. Y teniendo en cuenta del continuo uso que hacemos del dispositivo, juntándolo a la cara para las llamadas telefónicas, es impensable que no tuviera consecuencias para la piel.
Todas esas bacterias que contienen las pantallas táctiles pueden ser la razón del aumento de granos, eczemas, e incluso, de manchas en nuestra piel, pero sobre todo son provocados por el calentamiento del móvil cuando hacemos mucho uso de él.
Los Smartphones, aliados de las arrugas
Las ondas electromagnéticas, tanto del móvil como del wifi, afecta a nuestra piel volviéndola más opaca y menos tersa. Y es que el estrés oxidativo aumentado por estas ondas dificulta la conciliación del sueño. El director del estudio aconseja que “si tienes wifi en tu dormitorio, lo apagues cuando vayas a dormir”.
Además, utilizar estos dispositivos disminuye los niveles de melatonina, provocando un mal descanso, y con ello, la aparición de las ojeras.
Brazos y manos, víctimas de los teclados táctiles
La posición que empleamos para el uso del Smartphone afecta a nuestra postura, provocando graves problemas de espalda. Pero además, desde la aparición de los teclados táctiles en los nuevos dispositivos electrónicos, las manos y los brazos son los grandes afectados. La tensión se acumula en estas partes del cuerpo además de la aumento de la aparición de tendinitis y molestias en los dedos y las muñecas.
Smartphone en el bolsillo, espermatozoides de menor calidad
Un estudio de la Universidad de Exter en Reino Unido ha demostrado la relación entre los móviles y la fertilidad en los hombres. Los resultados muestran que la calidad de los espermatozoides es un 8% menor en aquellos hombres que habitúan a guardar su dispositivo en el bolsillo.