Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cantabria recuerda que es la Confederación Hidrogáfica quien debe tomar medidas ante los efectos del vertido en el Cares

La consejera de Medio Ambiente e Infraestructuras, Belén Fernández, ha recordado este lunes que tendrá que ser la Confederación Hidrográfica del Cantábrico la que tome medidas para "aquilatar" los efectos del vertido del gasóleo sobre el río Cares, que ha producido el accidente de un camión en Peñamellera Alta, y que ha provocado el fallecimiento del conductor.
En declaraciones a los medios, tras mantener una reunión sobre la contaminación por benzeno en la zona de Trubia, Fernández ha sido preguntada por el siniestro.
La consejera ha recordado que está trabajando en asunto la Guardería de Medio Natural y Protección Civil, y que la Confederación Hidrográfica "tendrá que tomar las medidas precisas para aquilatar este accidente que ha tenido graves consecuencias para el medio fluvial".
Por su parte, el consejero de Presidencia y Participación Ciudadana, Guillermo Martínez ha decretado, a las 18.34 horas, el paso a 'Situación 0' del Plan Especial de Protección Civil del Transporte de Mercancías Peligrosas por Carretera y Ferrocarril (Plamerpa), tras el accidente.
Según informa el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) los efectos del vertido al río Cares ya están "controlados" y está previsto que a lo largo de esta jornada se comience a retirar las barreras absorbentes más cercanas al canal. Este martes se continuará con la retirada de aguas debajo de las nueve barreras colocadas en Asturias y a lo largo de la noche personal de la empresa encargada de las mismas permanecerá en el lugar realizando tareas de vigilancia.
Según informó la Guardia Civil, el tráfico en la zona quedó restablecido a las 18.00 horas aunque se mantiene señalización en la zona dado que continúan trabajando personal en la misma.
A lo largo de toda la jornada se ha mantenido permanente contacto con el servicio de emergencias del 112 de Cantabria que también han colocado barreras absorbentes en el cruce del Cares con el Deva, en la localidad de Molleda, en Buelles y en Unquera.
Esta tarde, al igual que realizó el helicóptero del SEPA por la mañana, su helicóptero ha realizado un vuelo de reconocimiento sobre el cauce del río para continuar con los trabajos de seguimiento del vertido.