Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cae una red que pretendía enviar a Irán equipos para fabricar misiles

La Guardia Civil ha desmantelado una organización dedicada al tráfico ilícito de material de doble uso que pretendía suministrar a la República de Irán maquinaria industrial e información y tecnología susceptibles de ser empleados para fabricar misiles a través de un complejo entramado empresarial.

Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, han sido detenidas cuatro personas --tres españoles y un iraní-- en Barcelona, Tarragona y Palma de Mallorca. A los arrestados se les ha imputado los delitos de pertenencia a organización criminal, contrabando de material de doble uso y blanqueo de capitales.
En el marco de la operación 'Terracota', los agentes se han incautado de dos máquinas de conformado de metales. Además, se han practicado cuatro registros domiciliarios así como en las sedes sociales de las empresas de la red en Tarragona y Palma de Mallorca, desde donde se llevaban a cabo las actividades ilegales y se coordinaba la participación del resto de las empresas involucradas en la red.
La organización también pretendía desviar información y tecnología (planos y proyectos de ingeniería) a través de un complejo entramado empresarial, según ha indicado la Guardia Civil.
La operación se inició el pasado año cuando los agentes detectaron la adquisición de dos máquinas de conformado de metales por parte de varias personas a una empresa del sector de la defensa en Reino Unido.
Tras la primeras investigaciones, la Guardia Civil constató que las máquinas se introdujeron de forma ilegal en España para ocultar su verdadero destino y con la intención de esperar el momento más óptimo para proceder a su envío a Irán, vulnerando así las sanciones internacionales que pesan sobre dicho país por el desarrollo de su programa nuclear y de misiles.
Con la desarticulación de la red se ha frustrado el envío a Irán de unas máquinas sometidas a control, ya que pueden ser utilizadas en la fabricación de carcasas de misiles, así como de los elementos usados en las centrifugadoras de gas empleadas en los procesos de enriquecimiento de uranio.
El material incautado
En total han sido incautadas dos máquinas industriales de conformado de metales de la marca LEIFELD, consideradas material de doble uso, es decir, productos que pueden destinarse a usos tanto civiles como militares. Los denominados materiales de doble uso incluyen todos aquellos productos que pueden ser utilizados tanto para usos no explosivos como para ayudar a la fabricación de armas nucleares u otros dispositivos nucleares explosivos.
Asimismo, los agentes se han incautado de una cantidad equivalente a 10.000 euros, entre riales iraníes y euros, obtenidos mediante los beneficios provenientes del delito de contrabando, y han bloqueado los activos financieros de las empresas involucradas.
También se han apoderado de abundante documentación sobre operaciones de exportación y venta de material de defensa y doble uso, y además, de gran cantidad de dispositivos de almacenamiento informático para su estudio.
La operación ha sido llevada a cabo por la Jefatura de Información de la Guardia Civil, con apoyo de sus Unidades de Información de las Comandancias de Barcelona, Tarragona, Islas Baleares y de la Zona de Cataluña. La investigación ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción número 6 de de Tarragona.