Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cae una organización criminal dedicada a la trata de mujeres

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con las autoridades policiales alemanas y búlgaras, han desarticulado un grupo que explotaba sexualmente a mujeres de Bulgaria en España y Alemania. Las víctimas eran captadas en su país de origen y, una vez en España, forzadas a prostituirse en la vía pública o en clubes de alterne.

La operación se ha saldado con la detención en Mallorca de 12 personas, 11 de nacionalidad búlgara y un español, entre los que se encuentran los máximos responsables de la organización y se ha evitado la trata de cinco víctimas y la liberación de otras cinco que eran explotadas en Palma de Mallorca. Además, en uno de los registros, se ha localizado a un niño de cinco años en situación de riesgo y que ya ha sido puesto en manos de los servicios sociales.
La organización criminal, a parte de dedicarse a la explotación sexual, proporcionaba a los clientes que lo demandaban sustancias estupefacientes, y una vez que habían consumido drogas y alcohol, se aprovechaban de su situación haciendo cargos en sus tarjetas de crédito que, en algunos casos, superaban los 15.000 euros. Según ha informado la Policía Nacional es complicado cuantificar el fraude total ya que no hay denuncias porque muchos de estos clientes son de nacionalidad extranjera.
La investigación comenzó cuando en el mes de diciembre la Policía Nacional tuvo conocimiento, a través de la Interpol, de la detención en Alemania de un ciudadano búlgaro dedicado a la trata de seres humanos, que además ya había sido detenido en España en 2010 por hechos similares. Una vez comenzaron los primeros cruces de información se determinó que el detenido estaba vinculado a un grupo criminal asentado en las Islas Baleares dedicado a la explotación de mujeres búlgaras, que eran captadas en su país (Bulgaria) aprovechándose de la situación de necesidad en la que vivían.
La organización, no obstante, no sólo se dedicaba a la captación de mujeres, sino que también se dedicaban a la comisión de robos con fuerza en domicilios particulares y al menudeo de cocaína y metanfetamina (cristal) con los clientes que lo pedían. Incluso comenzaban a falsificar diversos documentos como títulos de patrón de yate.
En el transcurso de la operación se han practicado cuatro registros en domicilios en Mallorca, en los que se han incautado 9.305 euros, 540 libras esterlinas y 700 francos suizos en metálico, material informático, dos vehículos, uno de ellos de alta gama y numerosa documentación pendiente de analizar. También se han intervenido diferentes sustancias estupefacientes y se han recuperado efectos robados, casi todos electrónicos.