Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cae una red internacional de 'narcos' que transportaba hachís en grandes camiones

Cae una red internacional de narcotraficantesEFE

Operaban amparados en empresas legales y escondían la droga en dobles fondos

La policía nacional ha arrestado a más de medio centenar de personas

La Policía Nacional ha detenido a 53 miembros de una red internacional presuntamente dedicada a introducir grandes cantidades de hachís desde Marruecos hasta España por la costa levantina, que después transportaba en camiones de gran tonelaje hasta Francia e Italia.
Según ha informado este martes el cuerpo, los cabecillas de este grupo, que ha quedado completamente desarticulado, estaban asentados en Barcelona, Terrassa y Sabadell (Barcelona) y contaban con colaboradores en Sevilla, Almería, Málaga y Denia (Alicante).
En el operativo, que ha tenido varias fases desde mayo, se han decomisado 3,5 toneladas de hachís y un millón de euros en efectivo, 40 vehículos --30 turismos, cuatro furgonetas, cinco camiones con remolque y una moto-- y más de 200 teléfonos móviles.
La banda estaba estructurada y contaba con un primer eslabón en Marruecos que les proveía la droga por vía marítima, que era recogida y almacenada por otro escalafón del grupo, para después transportarla a Barcelona, desde donde se distribuía a otros puntos de España y a países europeos como Francia e Italia.
Un español era quien proporcionaba la flota de camiones con doble fondo --denominados 'caletas'--, fabricados en Francia, y actuaba amparado en varias empresas de transporte legales, mientras que quien facilitaba los almacenes era un vecino de Denia que permitía esconder la droga en varios puntos de la costa levantina, adonde llegaba la droga.
El líder del grupo, de nacionalidad marroquí, que era quien se dedicaba a la compra de la droga a Marruecos, fue detenido en octubre en Barcelona junto a otras 16 personas --encargadas de custodiar y transportar el hachís y auxiliar el transporte de la droga en barcos desde Marruecos-- en un operativo desplegado también en Cádiz y Sevilla.
LA OPERACIÓN EMPIEZA EN MAYO
La primera fase de la operación se desencadenó cuando los investigadores descubrieron que los responsables de la red habían ultimado la compra de una importante cantidad de hachís que iba a ser trasladado por carretera entre El Ejido (Almería) y Barcelona.
Interceptaron el trailer en la A-7 en Benidorm con una tonelada de hachís, junto con un vehículo 'lanzadera' que hacía la contravigilancia, y detuvieron a los conductores, y poco después, tirando del hilo, arrestaron a cuatro personas en Terrassa interviniendo media tonelada.
En julio la policía pudo capturar un coche en Villajoyosa (Alicante) con 420.000 euros en efectivo y a mediados de este mes detuvieron a seis personas cuando iban a entregar un vehículo cargado con 450 kilos de este estupefaciente, además del arresto de un italiano con 250 kilos que iba a transportar a su país.
En agosto se detuvo al responsable del grupo en Sevilla, al principal encargado de la cadena de distribución del estupefaciente en Terrassa y a cuatro encargados del transporte de la droga en Terrassa con otros 575 kilos.
El último golpe a esta red fue en noviembre con siete detenciones por blanqueo de capitales en Alicante, cinco en Algeciras, Salobreña y Motril (Granada), además de cuatro detenciones de ciudadanos españoles en Brethmas (Francia) con 167 kilos de hachís.
Ha participado el Grupo de Respuesta Especial al Crimen Organizado (GRECO) Jerez y Costa del Sol, la Comisaría General de Policía Judicial, las UDYCO de las Brigadas Provinciales de Policía Judicial de Alicante, Sevilla y Barcelona y las Comisarías de Terrassa y Sabadell, dirigidos por el Juzgado de Instrucción número 3 de Denia.