Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cae en la anorexia 'inspirada' en selfies que muestran la enfermedad

Anorexiacuatro.com

No es nuevo saber que miles de niñas y niños acuden a páginas pro-anoréxicas, y ese es el caso de India Edmons, una joven de 17 años que lleva 3 luchando contra esta peligrosa enfermedad. A los 14 años empezó a visitar diferentes cuentas de Instagram en las que se publicaban selfies de chicas con anorexia.

India Edmons, de 17 años de edad, desarrolló un trastorno de alimentación a los 14 al insipirarse en fotos de otras chicas anoréxicas publicadas en cuentas de Instagram. La joven ha asegurado que el uso de redes sociales la llevo "al borde de la muerte".
Niños de tan sólo 10 años empiezan a utilizar las nuevas tecnologías y acceden a estos peligoros sitios sin conocimiento de los padres, donde comparten consejos para bajar de peso, animando a los usuarios a "morirse de hambre" para lograrlo, informa The Mirror.
India sólo tenía 14 años cuando se creó su cuenta de Instagram y accedió a estas páginas, en las que se muestran a mujeres extremadamente delgadas. "Siempre pensé que todas esas chicas eran mucho más guapas que yo. Las veía mucho más delgadas", asegura la chica. "Me encantaban esos muslos tan largos y delgados", refiriéndose a las fotos que se colgaban, además de fotos de famosas modelos internacionales.
Dejó de comer y empezó a obsesionarse con hacer ejercicio. Había días, incluso, en los que solamente se tomaba tres gelatinas y un zumo de naranja. Tras seis meses, un día en su casa India se desmayó y su madre la llevó al hospital. Los médicos pensaron que tenía pocas posibilidades de sobrevivir, ya que estaba en un estado muy avanzado de la enfermedad.
"Si no comes, te vas a morir", es lo que le decian los doctores a India. "Aún así me costaba comer, aunque al final lo hice". Después de siete meses de ingreso en el hospital, India ya ha vuelto a casa y se está recuperando poco a poco, aunque aún le queda una larga lucha.