Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CValenciana-El IVI destina 10.500 € a un proyecto solidario que realizará revisiones ginecológicas a 500 mujeres de Perú

El Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) ha destinado un total de 10.500 euros a un proyecto de la ONG Solidaritat Valenciana que realizará revisiones ginecológicas y citologías cérvico-vaginales a 500 mujeres residentes en zonas rurales de Perú (Latinoamérica).
En este país, "el 70% de las mujeres del ámbito rural inician su actividad sexual a los 12-13 años y sin ningún tipo de control", por lo que "tienen más posibilidad de desarrollar el Virus del Papiloma Humano (VPH)", según ha informado el centro médico en un comunicado.
Además, para estas mujeres "su salud reproductiva es la última de sus preocupaciones, ya que bien por desconocimiento o incluso por vergüenza, evitan hablar de sus molestias, dolor o sufrimiento" en este ámbito, ha destacado el director de Recursos Humanos del IVI, Andreu Miquel.
Ante esta situación, el instituto con 25 clínicas en España --tres en la Comunitat-- ha apoyado con 10.500 euros a un proyecto de la ONG Solidaritat Valenciana dedicado a la atención integral de la salud reproductiva de la mujer, una contribución motivada por su "enfoque" con este colectivo y la "cercanía y dedicación" de sus voluntarios.
Estos profesionales atenderán a alrededor de 500 mujeres jóvenes de Perú en los caseríos de la provincia peruana de Requena, en plena selva amazónica, con revisiones médicas y una citología cérvico-vaginal.
De ellas, la ONG estima que unas 20 precisarán de algún procedimiento quirúrgico o tratamiento médico especializado, intervención que también atenderá económicamente el IVI con su contribución.
También servirá para contratar médicos y enfermeros para atender la consulta, las exploraciones y las ecografías; además de para la compra de test rápidos de malaria, VIH y embarazo; y el suministro de vitaminas, hierro, antibióticos, analgésicos, antiinflamatorios, antiparasitarios y medicamentos varios, junto al material de curas. La acción del IVI se enmarca en su programa de Política de Responsabilidad Social Corporativa.
SABEN QUE ESTÁN EXPUESTAS
Los responsables de Solidaritat Valenciana han destacado que estas mujeres de Perú "conocen la enfermedad de cáncer a la que están expuestas", aunque para ellas "no existen posibilidades y oportunidades de atención. Además, en zonas rurales como Requena, "los partos son atendidos por las parteras tradicionales, unas mujeres del pueblo que atienden el los nacimientos voluntariamente y que son formadas por la ONG para tal fin".
Por tanto, la iniciativa se centra en realizar revisiones ginecológicas "básicas y necesarias para cualquier mujer" y está dirigida fundamentalmente a "mejorar tanto su salud como el embarazo y el parto".
"Nos sentimos comprometidos con este grupo, ya sea para brindarles la oportunidad de realizarse pruebas de diagnóstico y seguimiento sin coste alguno, o simplemente para manifestar algo que ellas consideran muy íntimo", ha comentado Isabel, una de las voluntarias de la plataforma.
MEDIA DE 5-6 HIJOS
En la actualidad, la zona peruana de Requena cuenta con una población femenina en edad fértil de aproximadamente 8.000 mujeres, organizadas en familias que suelen componerse de una pareja más o menos estable con un promedio de cinco o seis hijos. Dadas las características del entorno, "la extrema pobreza y la falta de recursos sanitarios", la población más vulnerable "es la que se ve más afectada", han subrayado desde la ONG.
Las visitas periódicas de los voluntarios de Solidaritat Valenciana a esta zona tratan de prevenir enfermedades a través de tareas de educación sanitaria y la detección de problemas que susciten un "peligro" para la comunidad, como el control de las letrinas, la limpieza del pueblo y las desparasitaciones.
Asimismo, se encargan de otras actividades como la detección de las mujeres gestantes para atenderlas convenientemente y tener conocimiento de los posibles nacimientos, o la captación de las que están en riesgo de presentar problemas de salud y ginecológicos.
El equipo de la ONG también toma muestras citológicas, supervisa los partos y botiquines, forma personalizadamente a los promotores de salud y a las parteras y controla la salud infantil de la población, detectando casos de desnutrición entre los niños. En esta zona, Solidaritat Valenciana cuenta con la colaboración de profesionales sanitarios que trabajan para Caritas diocesana de Requena-Peru.