Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CSIF reitera a Montserrat su rechazo a nuevos copagos en sanidad y le pide que busque "más variables" para ahorrar

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha reiterado a la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, su rechazo a la implantación de nuevos tramos de copago farmacéutico para los pensionistas y le pide que busque "más variables" para conseguir ahorros en sanidad.
"Hay que ver qué propone el gobierno pero CSIF no está a favor de que see establezca copago en ningún servicio público", ha defendido el presidente del sindicato, Miguel Borra, tras una reunión con la ministra en la que le ha trasladado sus prioridades del SNS durante esta legislatura.
Durante el encuentro también han analizado la decisión de Montserrat de aumentar el copago farmacéutico para los jubilados que cobran pensiones más altas y de fijar nuevos tramos para aquellos que tienen rentas de entre 18.000 y 100.000 euros anuales.
La ministra le ha reconocido que el tema está en estudio a la espera de concretarlo con las comunidades autónomas, según Borra, que ha rehazado cualquier incremento del copago porque "la sanidad ya la pagamos entre todos con los impuestos" y, por tanto, a su juicio debería suprimirse.
"No vemos razonable en ningún caso el tema del copago y creemos que se tienen que estudiar muchísimas más variables y ahorrar en los ámbitos donde se puede, y que no tengan que ser los pensionistas o los que ganan menos dinero los que sean partícipes de ese copago", ha destacado el máximo representante de CSIF.
En ese sentido, ha propuesto la necesidad de empezar a hablar de comprar de forma más eficaz los medicamentos o tener un calendario vacunal conjunto.
Además, durante la reunión Borra le ha mostrado su preocupación por los problemas que puede causar la epidemia de gripe cuando desde septiembre se han perdido más de 35.000 puestos de trabajo en todo el Sistema Nacional de Salud (SNS), lo que hace que los servicios de urgencias "empiecen a acusar" esta reducción de efectivos.
De igual modo, le han pedido eliminar la tasa de reposición "para tener las plantillas necesarias para situaciones puntuales como la de la gripe y atender a los ciudadanos como se merecen"; o la necesidad de recuperar la jornada laboral de 35 horas.
Ante estas y reivindicaciones, la ministra les ha asegurado que el colapso de las urgencias y la falta de profesionales va a ser uno de los temas que se aborde en el próximo Consejo Interterritorial de febrero, porque "afecta a muchos hospitales" y se han perdido "muchos puestos de trabajo".
"La hemos encontrado con ganas de dialogar y receptiva a sentarse a trabajar con los agentes sociales para conseguir un SNS que dé respuesta a las necesidades de los ciudadanos", ha sentenciado Borra.
Asimismo, preguntado por el nombramiento del nuevo consejero de Sanidad de Canarias, José Manuel Baltar, ha reconocido que se opone a la utilización política de los servicios públicos pero admite que "a los gestores hay que juzgarlos por los hechos".