Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CSIF y CEP muestran su "preocupación" por la "incertidumbre" sobre el nuevo paso fronterizo de Ceuta

Reclaman más recursos humanos y que se concreten las funciones que se encomendarán a los funcionarios en el 'Tarajal II'
El presidente nacional de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), Miguel Borra, ha mostrado este martes en Ceuta su preocupación por la "incertidumbre" y la "falta de información" que, a su juicio, rodea los planes gubernamentales para la apertura del 'Tarajal II', el nuevo paso fronterizo que las autoridades españolas y marroquíes prevén abrir en la ciudad autónoma a finales de mes, cuando termine la Operación Paso del Estrecho (OPE), solo para el tránsito de porteadores del Reino alauita con bultos de hasta 60 centímetros de lado.
Borra ha instado al Gobierno de Ceuta que preside Juan Vivas (PP) a concretar qué recursos humanos de la Policía Local y el Organismo Autónomo de Servicios Tributarios (OAST) destinará al paso, así como "cuáles serán sus funciones", cuestiones sobre las que ha lamentado que los representantes de los trabajadores "no sabemos nada más que lo publicado en los medios".
En declaraciones a los periodistas, Borra ha asegurado compartir la "preocupación" de los funcionarios municipales "ante las perspectivas de apertura de este nuevo paso fronterizo, que no se debería improvisar sin contar con más plantilla y definir las funciones que se encomendarán a los trabajadores".
El presidente de CSIF ha denunciado que "la Policía Local mantiene desde hace ocho años un puesto de control fijo en el acceso a los polígonos del Tarajal que se presta dentro de un coche" y ha lamentado que los empleados públicos en general destinados en la frontera de Ceuta siguen desempeñando sus labores "en condiciones que no son las idóneas".
REFUERZOS DESDE LA PENÍNSULA
"La Policía Nacional sigue necesitando refuerzos procedentes de la Península y sus efectivos se ven muchas veces desbordados por los porteadores, que también generan a diario situaciones no deseadas en el entorno de los colegios públicos existentes en la zona", ha ejemplificado.
El secretario provincial de la Confederación Española de Policía (CEP), Juan Carlos Linares, que ha acompañado a Borra y otros dirigentes locales de CSIF en su visita a la frontera, también ha reclamado más personal para atender las competencias de control documental en el nuevo paso, que permanece cerrado desde hace más de dos años, cuando concluyeron sus obras en el lado español.
La Delegación del Gobierno en Ceuta y el Ejecutivo autonómico esperan que el 'Tarajal II', por el que solo se permitirá el tránsito de los ciudadanos marroquíes dedicados a llevar todo tipo de mercancías adquiridas en la ciudad española al país vecino, contribuya a aliviar notablemente los colapsos que casi a diario ralentizan el paso de peatones y vehículos por la frontera oficial, ubicada a escasos metros.
Según las últimas estimaciones de las autoridades locales, cada día entran en Ceuta procedentes de Marruecos entre 15.000 y 20.000 vehículos y entre 25.000 y 30.000 personas pese a que en el puente internacional, el punto más estrecho de la frontera, solo se dispone de dos carriles de entrada y otros tantos de salida. Interior proyecta a medio plazo una ampliación de la frontera a financiar con fondos europeos del Programa Operativo 2014-2020.