Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

COAG pide la reforestación de zonas afectadas por incendios, como el entorno de Doñana, donde "deben corregirse errores"

Cree que la actividad agraria "puede y debe" contribuir a la prevención mediante la introducción del ganado para crear cortafuegos
La organización agraria COAG-A ha reclamado la reforestación de las zonas afectadas por los incendios forestales, para "restaurar el potencial dañado en zonas como el entorno del Parque de Doñana". "Se deben corregir los errores en la gestión del Espacio Natural que han facilitado la catástrofe, como haber permitido una excesiva concentración de pies por hectárea de monocultivo de pino o el abandono de las labores de mantenimiento", han expresado desde la organización.
En una nota, COAG-A ha recordado la importancia de la prevención para reducir el riesgo de incendios forestales, que "se han incrementado este año por la escasez de lluvias, la fuerza del viento y las altas temperaturas", según la coordinadora.
Por otro lado, ha aplaudido la labor del plan Infoca, pero ha recordado que la actividad agraria "puede y debe" contribuir a la mediante la introducción del ganado para la creación de cortafuegos y el buen mantenimiento del matorral mediante pastoreo controlado, además de los aprovechamientos forestales y trabajos silvícolas.
Asimismo, la organización agraria ha criticado la desaparición de la actividad humana desempeñada en los espacios naturales amparados por figuras de protección ambiental, "que lleva a crear 'desiertos verdes', es decir, bosques despoblados".
Por eso, ha defendido la declaración de espacios protegidos y ha reclamado "un mayor esfuerzo en hacer compatible esa protección con el mantenimiento de la actividad económica del medio rural", para "evitar caer en prohibiciones y restricciones excesivas que impiden actuaciones hacia actividades que han ayudado a conservar el buen estado de los montes, como la agricultura, la ganadería y la silvicultura".
EL PAPEL DE LAS ABEJAS
Por otro lado, la organización ha recordado que los asentamientos de colmenas se encuentran en el entorno del Parque de Doñana y que "también se vieron afectados por el incendio".
Como consecuencia, ha señalado que "los apicultores deben tener también un protagonismo a la hora de recuperar la zona dañada, pues la polinización de las abejas permitirá que la recuperación y reforestación sea más rápida y efectiva".