Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CERMI denuncia que el Museo Sorolla de Madrid continúa sin ser accesible pese a las reiteradas quejas de organizaciones

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha denunciado que la sede de la Casa Museo Sorolla de Madrid, que alberga una parte representativa de la obra del pintor valenciano Joaquín Sorolla, continúa sin ser accesible a pesar de las reiteradas quejas de las organizaciones del ámbito de la discapacidad, según ha informado el CERMI.
Por ello, presentó una denuncia ante la Oficina de Atención a la Discapacidad (OADIS) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que a su vez solicitaron información a la Subdirección General de Museos Estatales del Ministerio de Educación.
La respuesta a esta queja explica que el museo fue declarado bien de interés cultural en 1962, por lo que existen limitaciones en lo que a la eliminación de barreras arquitectónicas se refiere.
La Subdirección General de Museos Estatales comunica que se ha puesto en marcha un proyecto de ampliación y mejora de las infraestructuras del museo, con un presupuesto estimado de más de 4,7 millones de euros, que cuenta como fin prioritario garantizar su accesibilidad.
El CERMI lamenta que ante las sucesivas denuncias, la respuesta del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte sea alegar que se trata de un bien de interés cultural, como si eso fuera "una coartada para no dotar de accesibilidad al recinto". La organización indica que dicha consideración debería ser "un motivo más" para hacer del museo un lugar accesible.
Asimismo, critica que se esgrima el argumento de que se está preparando un proyecto de accesibilidad al museo, puesto que, según asegura, "lleva años en mero conato y no termina nunca de materializarse".
Por todo ello, el CERMI exige soluciones de accesibilidad "inmediata" y "no más cortinas de humo" sobre lo que se va a hacer, y "jamás se avanza".