Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CEAPA llama a las familias a movilizarse para conseguir unas Navidades sin deberes para los niños

La Confederación Española de Asociaciones de Padres de Alumnos (CEAPA) ha lanzado una circular dirigida a todas las entidades adscritas en la que invita a las familias a movilizarse en los centros educativos para conseguir que los niños no se vayan cargados de deberes a las vacaciones de Navidad porque "al igual que los adultos, necesitan recargar fuerzas y volver a las aulas habiendo desconectado de verdad durante unos días".
En la circular, que pretende dar continuidad a la campaña contra el exceso de deberes escolares iniciada el pasado mes de noviembre, llama a los padres de alumnos a hablar de nuevo con las direcciones de los centros educativos para trasladarles la necesidad de que el profesorado colabore con la campaña, así como a informar al resto de los padres de alumnos para que conozcan la iniciativa.
"La campaña marcha por muy buen camino, ya que hemos conseguido abrir el debate y que tanto las familias como el profesorado, con carácter general, estén a favor de abordar este tema y debatir sobre ello, con un alto grado de acuerdo con la campaña porque en muchos centros se han cambiado las rutinas y los deberes escolares han empezado a retroceder", dice CEAPA.
No obstante, reconoce que "aún existan centros que actúan bajo la premisa de seguir mandando deberes y amenazando con sancionar si no vuelven realizados", algo que según la organización, que cita un informe jurídico, "es algo absolutamente ilegal" y por lo que ha solicitado una reunión con la Defensora del Pueblo.
En esta ocasión la iniciativa se acompaña con un cartel que la CEAPA invita a colgar en todos los centros educativos y en el que se afirma que "mandar deberes escolares para que se hagan durante las vacaciones" deja a los estudiantes "sin ellas" e insiste en que los padres y las madres necesitan al igual que sus hijos, recuperar el tiempo familiar.