Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CCOO demanda una mayor atención a las causas de enfermedad y muerte de las mujeres

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) ha demandado, con motivo de la celebración, este domingo, del Día Internacional de Acción por la salud de las mujeres, ha solicitado una mayor atención a las causas de enfermedad y muerte de las mujeres.
Asimismo, ha solicitado derogar las reformas laborales que han extendido la precariedad, eliminado derechos y profundizado en las desigualdades; y desarrollar políticas de salud públicas mediante una financiación presupuestaria que garantice la aplicación efectiva de la Ley de Dependencia y la cobertura de servicios y prestaciones sociales para combatir la desigualdad y pobreza que impactan, especialmente, en personas mayores y mujeres.
CCOO ha aprovechado también la ocasión para destacar la importancia de implementar políticas activas para un empleo de calidad y en materia de prevención laboral que incorporen la perspectiva de género para visibilizar las desigualdades sociales y laborales por razón de sexo para favorecer la detección y prevención de riegos específicos, como la doble presencia, el acoso sexual y el acoso por razón de sexo.
Asimismo, ha solicitado la aplicación efectiva de la legislación igualitaria, la Ley 3/2007 de Igualdad efectiva entre mujeres y hombres, la Ley 1/2004 contra la violencia de género y la Ley sobre derechos sexuales y reproductivos, que asegure las garantías jurídicas necesarias para combatir la discriminación social y laboral y la violencia de género, así como la mejora de la protección de la salud reproductiva, de la educación sexual y la garantía del derecho a decidir sobre su maternidad de las mujeres.
Finalmente, el sindicato ha exigido intensificar las políticas activas en materia de prevención dotando con los suficientes medios económicos y humanos a organismos técnicos como el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en Trabajo; y reforzar los mecanismos de control, tales como la Inspección de Trabajo para el cumplimiento de la legislación en materia de igualdad en las empresas y de lucha contra las brechas de género, el acoso sexual y el acoso por razón de sexo, el fraude laboral y la economía sumergida.