Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presunto responsable de la muerte del burro de Lucena niega que le diera patadas

Muere un burro del portal de Belén de Lucena, Córdoba, tras ser montado por un hombre obesoCírculo Podemos Animalista Lucena

El hombre de 38 años de edad, acusado de un delito de maltrato animal, tras la muerte de una cría de asno de pocos meses de edad que se encontraba en el portal de Belén que el Ayuntamiento de Lucena (Córdoba) tiene instalado en la Plaza Nueva, ha negado que le diera patadas al animal que falleció días después y cree que el fallecimiento se pudo deber a que dejaran de amamantarlo y la otra burra del portal --en la que sí se montó-- "cuando intentó mamar le pegó patadas".

Así lo ha manifestado el afectado, en declaraciones a Canal Sur Televisión, recogidas por Europa Press, al tiempo que ha confesado que se siente "mal, porque no he matado a ningún burro ni lo he tocado", según ha destacado el hombre.
Según ha explicado, se subió en la burra "grande", de unos "cinco o seis años", y se hizo una foto, según él, "apoyándome en la pierna izquierda, por supuesto, porque soy ganadero y sé que si me subo se parte, porque soy corpulento". Así, detalla que la cría tenía unos "cuatro meses" y en ella, según insiste, no se ha montado ni la ha tocado.
En su opinión, "el burro pequeño ha muerto porque lo han destetado con cuatro meses, se lo han apartado de su madre y no amamantaba", a lo que añade que "hace bastante frío y la burra que no es la madre, cuando intenta mamar le pega patadas", según detalla el afectado, quien recalca que "en la burra grande" no deja caer su peso, de hecho, subraya, "está viva y en el portal".
Mientras, desde la defensa del hombre, representada por Carlos García, señalan que "del informe se presupone que al no poder amamantar al burro pequeño el otro burro lo que hizo fue apartarlo dándole coces".
Además, precisa que el animal "murió a los cuatro días", de modo que "si hubiera sido por causa de aplastamiento lo más normal es que hubiera muerto al día siguiente o hubiera tenido algún derrame o hemorragia interna que hiciera ver que había un aplastamiento", al tiempo que señala que "el cuidador de los animales se hubiera dado cuenta que a partir de ese momento que hubo una negligencia por parte del público se hubiera levantado acto".
En concreto, el informe veterinario sobre las causas del fallecimiento del asno que estaba en el portal de Belén de Lucena y al que el varón, en libertad con cargos, supuestamente "apartó a patadas", según la Policía Nacional, ha determinado que el animal presentaba "hematomas en zona dorsal y lumbar, así como líquido hedematoso libre en la cavidad torácica y abdominal", han detallado este miércoles desde el Ayuntamiento de Lucena.
Al respecto, desde el Consistorio explican que "existen dos hechos diferenciados en el tiempo", ya que por un lado el miércoles de la semana pasada un individuo saltó la valla que separa a los animales del público en el portal de Belén instalado por el Consistorio para "montar o zarandear" al animal por lo que se le llama la atención "haciendo éste caso omiso".
Por otro lado, dos días después de este hecho el veterinario confirmó que uno de los asnos estaba "débil, con las pulsaciones bajas y deshidratado", por lo que se procedió a trasladarlo a una clínica veterinaria en la localidad de Rute, donde finalmente falleció tras entrar "en estado de shock".
En este sentido, desde el Ayuntamiento han querido dejar claro que "no se puede determinar" que los hechos tengan "relación alguna", por lo que, según ha añadido, será el juzgado encargado de la investigación el que se encargue de determinar esta relación.