Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alcalde de Burgos defiende las obras del bulevar

Vista de la calle Vitoria de la capital burgalesacuatro.com

El alcalde de Burgos, Javier Lacalle, ha defendido la realización de las obras del bulevar en el barrio de Gamonal y ha precisado que el proyecto ha crecido desde el año 2011 por las aportaciones vecinales.

Lacalle, quien ha comparecido ante los medios acompañado por los tenientes de alcalde Ángel Ibáñez, Salvador de Foronda y Fernando Gómez, y con dotaciones policiales a la puerta del Fórum Evoluciona, ha asegurado que el del bulevar es un proyecto que busca devolver un espacio a los vecinos y ha recordado que estaba recogido en el programa electoral del PP "pero también de otros partidos como el PSOE", por lo que su respaldo en las urnas es del 80 por ciento.
En referencia, además, a la oportunidad de acometer una obra de estas características en la actual coyuntura económica, lo que constituye uno de los principales motivos de protesta, el primer edil burgalés ha defendido que "más que nunca" es el momento dado que los servicios públicos son, en estos momentos, la prioridad del Ayuntamiento.
"Por eso destinamos ocho de cada diez euros a servicios públicos y tan sólo uno de cada diez a inversiones como esta, que además pretenden generar actividad económica en la ciudad y mejorar los espacios públicos", ha recalcado.
Tras recordar que se creó un jurado con participación vecinal y técnicos, entre otros, y que se votó el proyecto ganador, elegido por unanimidad, el alcalde de Burgos ha destacado que, desde el año 2011, el proyecto ha crecido de mano de las aportaciones vecinales recogidas a través de "numerosas exposiciones públicas".
Lacalle, quien ha trasladado la "vergüenza" que despierta en los burgaleses la imagen transmitida por los disturbios de las dos últimas noches que "en modo alguno representa a la ciudad", ha insistido además en que el proyecto pretende mejorar la calidad de vida de todo el entorno.
El alcalde, quien ha comparecido este domingo por primera vez desde que el viernes se produjeran los primeros disturbios, ha agradecido la labor de las fuerzas de seguridad y, tras expresar su condena "total y absoluta" a los actos violentos, se ha referido a la plataforma 'Bulevar no Ahora', que se disolvió el pasado viernes a la vista del cariz que tomaban los acontecimientos, para puntualizar que, respetando la participación en las tres manifestaciones que ha convocado, se trata de un barrio de 60.000 personas.
"La ciudad no permitirá que la violencia se imponga a las decisiones tomadas democráticamente", ha sentenciado.