Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas celebra la entrada en vigor de nuevas normas fitosanitarias, que se aplicarán desde diciembre de 2019

La Comisión Europea ha celebrado la entrada en vigor de las nuevas normas europeas en materia protección de plagas vegetales, que serán aplicables desde el 13 de diciembre de 2013, y ha afirmado que se trata de un "paso importante" para la protección de la agricultura, la cadena alimentaria y el medio ambiente en la Unión Europea.
"En un momento en que el comercio global se solapa con los desafíos del cambio climático, el surgimiento de as plagas vegetales, como el caso actual de la Xylella fastidiosa, debería y puede anticiparse", ha destacado el comisario de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andruikaitis.
El nuevo reglamento, que revisa la legislación fitosanitaria de la UE en vigor desde 1997, comenzará a aplicarse dentro de 3 años, desde el 13 de diciembre de 2019, con el objetivo de que las autoridades nacionales competentes y los operadores profesionales se adapten a las nuevas reglas.
Las normas que entran este martes en vigor se centran en la prevención de la entrada o la propagación de plagas vegetales y se basan en el principio de asignar más recursos en las fases tempranas de las mismas para evitar que supongan grandes pérdidas como consecuencia de la destrucción de la producción agrícola o del medio ambiente.
Así, el reglamento incluye normas para la detección temprana y la erradicación de plagas cuarentenarias, al mismo tiempo que establecen obligaciones para la notificación de brotes por parte de los operadores profesionales. Los países de la UE deberán proceder a la erradicación de una plaga cuarentenaria si se constata en una zona en la cual su presencia no se había notificado antes.
Precisamente, el reglamento elaborará una lista de todas las plagas dividiéndolas en tres categorías: plagas cuarentenarias de la UE (no están presentes en territorio de la UE y sólo localmente o bajo control), plagas cuarentenarias de zonas protegidas (están presentes en la mayor parte de la UE pero ausentes en zonas protegidas) y plagas reguladas no cuarentenarias (muy difundidas en la UE).
Además, introduce el concepto de 'plagas prioritarias', aquellas plagas cuarentenarias de la UE que pueden tener repercusiones más graves sobre la economía, el medio ambiente y la sociedad. Estas plagas estarán sujetas a medidas más estrictas sobre la agrimensura (arte de medir las tierras), planes de acción para su erradicación, planes de contingencia y ejercicios de simulación.
La lista de estas 'plagas prioritarias" se adoptará a finales de 2019, cerca de la fecha de inicio de aplicación del reglamento, y estará basada en los criterios fijados en el mismo y en las evaluaciones sobre la gravedad de las repercusiones del las plagas.
IMPORTACIONES DE VEGETALES
Las nuevas normas permiten en principio la importación de la mayoría de los vegetales y productos vegetales procedentes de terceros países, aunque con condiciones. Algunos, por ejemplo, estarán prohibidos o sujetos a requisitos más estrictos si una evaluación del riesgo lo aconseja por las plagas que pueden tener.
Además, el reglamento reclama a la Comisión Europea que adopte, en un plazo de dos años, una lista de los denominados vegetales o productos vegetales de alto riesgo, cuya importación estará prohibida mientras no se haya efectuado una evaluación detallada del riesgo para determinar si las importaciones pueden aceptarse y, si es así, en qué condiciones.