Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Borracho al volante

Un agente de la Guardia Civil libre de servicio interceptó con su coche particular en la autopista AP-7 a un camión que efectuaba maniobras peligrosas y se iba golpeando contra el guardarraíl y haciendo cambios bruscos de carril porque el conductor iba ebrio. Según ha informado la Guardia Civil, el hecho ocurrió sobre las 14:00 horas del pasado día 28, cuando un agente de la Guardia Civil, que viajaba con su esposa a Barcelona, vio que el conductor de un camión tráiler de gran tonelaje iba haciendo eses en los cuatro carriles de circulación y chocando contra el guardarraíl.