Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bolivia aprueba una ley contra el maltrato animal que excluye los sacrificios rituales

Bolivia aprueba una polémica ley contra el maltrato animal que excluye los sacrificios ritualesGTRES

El Parlamento de Bolivia ha aprobado esta semana una ley contra el maltrato animal que sin embargo no incluye los sacrificios rituales y no se pronuncia sobre el trato a los animales silvestres, lo que ha provocado el malestar entre los grupos de protección animal.

El Proyecto de Ley 136, aprobado el jueves, incorpora dos nuevos tipos penales: 'Tratos crueles', que sanciona esas conductas con privación de libertad de seis meses a un año, y 'Biocidio', que sentencia con privación de libertad de dos a cinco años a la o las personas que maten con ensañamiento y motivos fútiles a un animal.
Según la norma, sin embargo, están exentos los actos vinculados a la medicina tradicional y ritos conformes a la cultura y tradiciones de las naciones y pueblos indígena originario campesinos, además de lo referente a la fauna silvestre, temática que merecerá regulación en una norma específica.
"El proyecto está muy mal elaborado. El objetivo era proteger a los animales, pero no lo hace porque no incluye a los seres vivos que pierden la vida en ritos tradicionales o son utilizados para la medicina natural", sostuvo Susana Carpio, presidenta de Animales SOS, en declaraciones al diario boliviano 'La Razón'.
La activista explicó que el proyecto inicial contemplaba la protección de la fauna silvestre pero que fue excluido "porque en la Asamblea están los representantes de quienes creen en sacrificios".
En respuesta, la diputada Mireya Montaño, implicadas en el proyecto, declaró a radio Erbol que el objetivo de la ley es dar protección a los animales domésticos. Señaló, además, que no se incluye a los silvestres porque alude a otra norma específica con el Ministerio de Medio Ambiente.