Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Blablacar recuerda que sus usuarios "solo comparten gastos"

Pantallazo de la web de BlablacarBlablacar

La plataforma para compartir coche Blablacar ha recordado que sus usuarios "solo comparten gastos de viaje" y que, ni sus usuarios ni la propia plataforma "se dedican al transporte de viajeros por cuenta ajena".

Además, ha recordado que en 2011 firmó un acuerdo de colaboración con el Ministerio de Industria, Telecomunicación, y Comercio con el fin de "fomentar las buenas prácticas del coche compartido" y, así, "contribuir a la reducción de emisiones de CO2 y la eficiencia energética".
Los portavoces de Blablacar han "tranquilizado" a sus usuarios ante el comunicado del Ministerio de Fomento, en el que se advertía de la posibilidad de sancionar con "entre 401 y 600 euros" a quienes realizaran transporte de pasajeros sin la debida autorización.
Por otra parte, han recordado que la página web dispone de indicaciones para ajustar el gasto del viaje por cada pasajero y que, además, el precio "no puede nunca exceder el techo impuesto por BlablaCar para asegurar que los costes son bien distribuidos y que el conductor no tenga beneficio".
"Generalmente, el precio por pasajero equivale a un tercio de los gastos de combustible y peaje: cuando un conductor lleva a 3 pasajeros, cubre los gastos del viaje", explica la plataforma en su sitio web.
Aún así, los portavoces se han distanciado de otras iniciativas parecidas, como en este caso la aplicación 'Uber', que, según afirman, "sí ejercen una actividad profesional cobrando una retribución económica para llevar pasajeros dentro de la ciudad, en distancias muy parecidas a las de taxi".
Por el contrario, los recorridos que cubren los usuarios de Blablacar, "son de media o larga distancia (alrededor de 350 kilómetros de media) y los usuarios solo reciben una compensación por los gastos del viaje".
La advertencia de Fomento
El Ministerio de Fomento ha advertido a los usuarios de servicios de coches compartidos que no cuentan con la correspondiente autorización de transporte para operar que incurren en una "infracción muy grave" que puede conllevar multas de entre 401 y 600 euros. Por su parte, la sanción para las empresas o personas que promuevan, oferten o presten estos servicios sin tener dicha licencia administrativa puede oscilar entre 4.001 y 6.000 euros, importes que aumentarían hasta los 18.000 euros en caso de reiteración.
Así, Fomento indica que los Servicios de Inspección del Transporte Terrestre velarán por el cumplimiento de esta legislación "ante la aparición de anuncios en los medios y redes de comunicación en los que distintas empresas hacen pública su intención de lanzar plataformas de contratación de servicios de transporte de viajeros en vehículos de turismo particulares".