Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una joven de 19 años vence a la anorexia y la bulimia gracias al sueño de ser modelo

Una joven de 19 años logra vencer a la anorexia y la bulimia gracias al sueño de ser modelocuatro.com

Beth Cowan, de 19 años de edad y residente en la ciudad de Chester-le-Street del condado de Durham, al noreste de Inglaterra, ha conseguido vencer a la anorexia y la bulimia que padecía desde que tenía 16 años. Después de presentar graves problemas de salud alcanzando apenas los 39 kilos de peso, decidió asumir el control de su vida. Ahora, constituye un referente de superación en Inglaterra y competirá por llevarse la corona de Miss Imperio Británica.

La joven Beth Cowan, de 19 años de edad y residente en la ciudad de Chester-le-Street del condado de Durham, al noreste de Inglaterra, se ha convertido en un referente para muchas otras jóvenes que como ella se enfrentan a los efectos y consecuencias de desórdenes alimenticios como la bulimia y la anorexia.
Bien sea motivado por la obsesión de la búsqueda del cuerpo perfecto, bien por el sueño de convertirse en modelo desde una perspectiva equivocada o por el contrario por consecuencias derivadas del estrés o la depresión, la realidad es que muchas personas se han visto en una situación similar a la de Beth.
Su rutina diaria, para la desesperación y tristeza de su familia, se había convertido en pasar las horas corriendo sobre una cinta 'treadmill' y mantenerse a lo largo del día alimentándose tan solo de una manzana en el objetivo y la persecución de conseguir reducir su peso, tal y como recoge 'Chronicle Live'.
"No sé cómo empezó ni reconozco una causa específica", explica Beth, quien a partir de los 16 años comenzó a reducir drásticamente lo que comía.
Por aquel entonces, su peso apenas superaba los 39 kilogramos, dándole una imagen que tal y como ella ahora describe, aterrorizaba a los demás por lo increíblemente delgada que estaba. "La gente solía decirme que parecía que me iba a morir", asegura.
Tal era así, que debido al peligroso estado de salud en que se encontraba incluso se vio obligada a abandonar el instituto y recibir clases particulares en casa.
Ante la amenaza de una hospitalización inminente, y gracias a la ayuda de su familia y diversos especialistas, tras reconocer su problema y ser consciente de la necesidad de introducir un cambio en su vida dirigido a luchar contra el problema, decidió a asumir el control.
"La enfermedad me quitó todo. Me dijeron que si no hacía algo de forma inmediata iba a terminar entubada". "Decidí enfrentarme al problema, y gracias a ello ahora estoy aquí", explica, Beth, quien encontró en el sueño de ser modelo y en el cariño de los suyos la motivación para salir adelante.
De esta forma, tras modificar la dieta, mantener un ejercicio equilibrado y bajo el lema 'Never Give Up', es decir, 'Nunca abandones', Beth ha conseguido alcanzar los 51 kilogramos y continúa en la lucha por seguir aumentando su peso.
Más allá, después de participar como modelo en Miss Newcastle, hecho que le sirvió para motivarse aún más y no desistir, tomará también parte en el prestigioso evento de Miss Imperio Británica.
Ahora, en su deseo por invitar a todas aquellas personas que se puedan identificar con su caso, la modelo ha decidido compartir su historia y sacar a la luz fotografías que pretenden ayudar a vencer la enfermedad de la anorexia y la bulimia como ella ha hecho.