Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En Benidorm no hay tiburones

Un pez que mordió a un niño en Benidorm obligó durante varias horas a cerrar una playa, al creer que se trataba de un tiburón.  Sin embargo, después de buscar al supuesto escualo descubrieron que la intrusa era una barracuda. Los periódicos británicos se dieron prisa en publicar imágenes escalofriantes de tiburones blancos con titulares de miedo sobre el escualo que merodeaba en Benidorm. Los bañistas se lo toman a broma.