Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Famosa por su lucha contra el cáncer, admite que nunca tuvo la enfermedad

Belle GibsonAustralian Women's Weekly

Una mujer australiana que se hizo famosa por asegurar que se había curado el cáncer con una dieta sana ha admitido que nunca tuvo la enfermedad. Después de meses de especulación y años de dudas de sus amigos, Belle Gibson, fundadora de Whole Pantry, ha admitido que nunca tuvo cáncer.

“No, nada es verdad”, ha admitido Gibson, de 23 años, a Australian Women's Weekly sobre su diagnóstico inventado. Belle se hizo famosa en los medios hace dos años, cuatro años después, según ella, de que la diagnosticaran un cáncer de cerebro maligno que la iba a matar en meses. Ella afirmaba que se había curado gracias a una dieta de alimentos integrales, ejercicio y tratamientos alternativos.
Consiguió una gran cantidad de seguidores, creó la app TheWholePantry, con miles de seguidores, y publicó un libro basado en su app, lo que le reportó más de un millón de dólares (unos 930.000 euros).
Pero con el tiempo su historia empezó a resquebrajarse, con varios medios cuestionando su historia y señalando las inconsistencias que contaba sobre su supuesta enfermedad.
El pasado mes admitió que nunca había donado el dinero que había prometido a organizaciones benéficas y la Oficina de Consumo de Victoria, en Australia, comenzó a investigarla, como explica The Guardian.
Gibson eliminó entonces muchos de sus perfiles en redes sociales o los convirtió en privados. Ahora, ha confesado a Women’s Weekly que es una apasionada de la comida sana pero que no sabe nada sobre cáncer.
“No quiero perdón”, indica. “Creo que [admitir la verdad] era lo responsable. Por encima de todo, me gustaría que la gente dijera ‘de acuerdo, es humana’”.  Según la revista, Gibson lloró repetidamente durante las entrevistas.
La investigación de la revista reveló que Gibson recibió terapia electromagnética de un curandero de medicina alternativa y los resultados demostraron que nunca tuvo cáncer. Solo entonces, acudió a un médico que le dijo lo mismo. El médico que ella dice que le diagnosticó el cáncer en 2009 parece no existir.